Entradas

El Gobierno destinará más de 500 millones hasta 2024 para reforzar la Agencia Tributaria

El Gobierno destinara mas de 500 millones hasta 2024 para reforzar la Agencia Tributaria - El Gobierno destinará más de 500 millones hasta 2024 para reforzar la Agencia Tributaria

Hacienda reforzará los medios de la Agencia Tributaria (AEAT). El Plan de Recuperación incluye un componente —las reformas comprometidas con Bruselas— dedicado a la lucha contra el fraude, que prevé una inversión de 532 millones entre 2021 y 2024 para el organismo que no irá a cargo de los fondos europeos. La reforma contempla, entre otras cosas, la modernización informática de la Agencia, una mejora en los procesos para destapar ingresos ocultos, la reducción de la economía sumergida en el empleo autónomo y la aprobación de la nueva ley contra el fraude, atascada desde octubre en el Congreso. Para 2023, también prevé elevar en unos 3.000 efectivos el personal de la AEAT, que ha ido menguando tras la crisis de 2008, para alcanzar unas “dimensiones más próximas a las que han sido habituales durante toda su historia, en la que casi siempre ha contado con más de 27.000 empleados, alcanzando máximos en el entorno de los 28.000”.

Este componente de Medidas y actuaciones de prevención y lucha contra el fraude fiscal está compuesto por cinco grandes bloques: la ley de lucha contra el fraude, la modernización de la AEAT, la mejora de la asistencia al contribuyente y la cooperación tanto internacional como interna. “Este conjunto de medidas orientadas a prevenir y, en su caso, luchar contra el fraude fiscal y reforzar la capacidad de recaudación del sistema impositivo, permitirá la modernización de nuestro sistema fiscal haciéndolo más eficiente, permitiendo amortiguar el impacto de la crisis provocada por la covid-19”, señala el texto. La inversión recogida en el documento crecerá a lo largo de los próximos años: 126 millones este ejercicio, 106 millones el próximo, 109 en 2023 y 191 en 2024.

Modernización de la Agencia Tributaria

En este bloque, el Gobierno contempla la optimización de los recursos tecnológicos de la Administración tributaria y la mejora de la eficiencia energética de sus edificios, aunque no desglosa qué parte de la inversión supondrá. Aquí también se incluyen inversiones en medios y equipamientos para el control aduanero, “incluidos los medios aeronavales”, para luchar contra el contrabando, el narcotráfico y el blanqueo de capitales, y “mejoras en la selección para detectar ingresos no declarados”.

La AEAT, como prevé su plan estratégico, se enfocará a destapar hechos y bases imponibles ocultas, trabajará en colaboración con asociaciones de pymes y autónomos para analizar normativas y procedimientos y así favorecer el cumplimiento voluntario de los contribuyentes, y reforzará la colaboración con las Administraciones tributarias autonómicas y locales, la Seguridad Social y la Inspección de Trabajo. En este sentido, el documento señala que, cuando los trabajadores autónomos empiecen a cotizar en función de sus ingresos reales ―una recomendación incluida en el Pacto de Toledo―, Hacienda podrá contar con “una nueva fuente de contraste”: “La combinación de datos fiscales y de los registros de la Seguridad Social, junto con la utilización de técnicas predictivas y de minería de datos, permitirá reducir las bolsas de economía sumergida en el ámbito del autoempleo y de las microempresas”.

Asistencia y colaboración

La mejora de la asistencia al contribuyente ya forma parte del Plan Estratégico 2020-2023 de la Agencia Tributaria. En este apartado de la reforma enviada a Bruselas se incluyen las nuevas oficinas de asistencia digital integral (ADI), el refuerzo de canales informativos no presenciales y la mejora de los datos fiscales en el impuesto de sociedades, IVA e IRPF, que ya están disponible desde este ejercicio.

En cuanto a la cooperación internacional, el documento subraya el alto impacto del Brexit en España y el aumento en el número de contribuyentes que poseen activos en el extranjero debido al rápido avance tecnológico. “La práctica ha demostrado que este fenómeno puede servir como herramienta para la evasión fiscal, compartiendo muchos Estados un fuerte interés en establecer mecanismos comunes que les permitan mantener la integridad de sus sistemas tributarios”, analiza. Por otro lado, destaca la necesidad de impulsar la adhesión a los códigos de grandes empresas, asociaciones y colegios de profesionales tributarios y aprobar los códigos de buenas prácticas de pymes y autónomos.

Ley de lucha contra el fraude

Esta norma lleva meses atascada en el Congreso. El proyecto de ley se aprobó el pasado octubre, con una previsión de recaudación de más de 800 millones al año que se incluyó en los Presupuestos de 2021. La nueva norma prevé, entre otras cosas, ampliar el concepto de paraíso fiscal, limitar de 2.500 a 1.000 euros el pago en efectivo para operaciones entre empresas, prohibir las amnistías fiscales y reducir del millón a los 600.000 euros la deuda para aparecer en la lista de morosos de Hacienda. Además, contempla la prohibición legal del denominado software de doble uso, empleado para manipular la contabilidad, y un nuevo valor de referencia de los bienes inmuebles, que afectará a tributos como Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos o sucesiones. El documento prevé que la norma entre en vigor en el segundo trimestre de este año, aunque algunos de sus elementos, como la rebaja del umbral de deuda para ser incluidos en la lista de morosos, se harán efectivos en 2022 por cuestiones de calendario.

Fuente:El Pais.

REAL DECRETO-LEY 11/2020 – MEDIDAS URGENTES COMPLEMENTEARIAS EN EL AMBITO SOCIAL Y ECONÓMICO PARA HACER FRENTE AL COVID-19

El Gobierno en el día de hoy, ha publicado el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

En dicha circular, hacemos un analisis del amplio paquete de medidas para apoyar a los trabajadores, a los consumidores, a las familias y a los colectivos mas vulnerables, asi como medidas de indole economica que afectan a empresas y autonomos. Leer más

APROBACION MEDIDAS TRIBUTARIAS URGENTES – COVID-19

En virtud de la publicación en el día de hoy en el BOE del Real Decreto 7/2020 por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, se concederá el aplazamiento del ingreso de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde la fecha de entrada en vigor del presente real decreto-ley y hasta el día 30 de mayo de 2020, ambos inclusive, siempre que las solicitudes presentadas hasta esa fecha reúnan los requisitos a los que se refiere el artículo 82.2.a) de la Ley anterior.

NOTA DE AVISO real decreto medidas tributarias urgentes COVID 19 13032020 banner - APROBACION MEDIDAS TRIBUTARIAS URGENTES - COVID-19

Será requisito necesario para la concesión del aplazamiento que el deudor sea persona o entidad con volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04 euros en el año 2019.

Las condiciones del aplazamiento serán las siguientes:

a) El plazo será de seis meses.

b) No se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses del aplazamiento.

Asimismo, la AGENCIA TRIBUTARIA nos ha remitido una comunicación respecto a los plazos tributarios:

Los plazos en los procedimientos tributarios van a ser ampliados mediante un cambio normativo inminente. No se preocupe si tiene un trámite pendiente. En tanto se aprueba el cambio normativo la Agencia es consciente de la situación y no considerará incumplido el plazo.

Su cita la podemos aplazar, le llamaremos para comunicarle la nueva fecha.

Les seguiremos informando

Reforma fiscal 2015 – 2016 ¿Solucion o parche ?

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes, en su última reunión antes de las vacaciones, el proyecto de ley de reforma fiscal que contempla una rebaja de impuestos con un impacto previsto de unos 9.000 millones de euros para trabajadores y empresas y que entrará en vigor, de manera escalonada, entre los años 2015 y 2016. «Permitirá que 9.000 millones de euros vuelvan a los bolsillos de los ciudadanos», según anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Reforma fiscal - Reforma fiscal 2015 - 2016  ¿Solucion o parche ?

El presidente ha insistido en que los que declaren menos de 12.000 euros al año no pagarán IRPF y ha añadido que el 72% de los contribuyentes, que declaran menos de 24.000 euros, verán reducida su tributación alrededor del 30%.

Después de analizar el anteproyecto de ley, que fue presentado públicamente el pasado 20 de junio, el Gobierno ha emitido el texto a información pública y, fruto de este proceso, el proyecto definitivo que enviará a las Cortes incorporará algunas novedades respecto a la norma inicial. El más importante, por ser la medida más polémica de la reforma, es el aumento del mínimo exento de la tributación en el IRPF de la indemnización por despido hasta los 180.000 euros, frente a la propuesta inicial de 2.000 euros por año trabajado. Se mejorará la aplicación de la reserva de capitalización para las empresas

Además, el Ministerio de Hacienda ha rectificado también el porcentaje de rentas por alquiler exentas de tributación en el IRPF para los propietarios, que se mantiene en el 60% actual frente a la rebaja del 50% que contenía el anteproyecto. También en el IRPF se incorpora la novedad de que los mayores de 65 años que vendan bienes y los destinen a una renta vitalicia no tributarán por las posibles plusvalías de dichas ventas.

En la misma línea, el proyecto de ley también incorpora otra mejora respecto al anteproyecto, relativa a la fiscalidad de los planes individuales de ahorro sistemático, al rebajar de diez a cinco años el periodo mínimo de tiempo de la inversión para beneficiarse de una menor fiscalidad en el IRPF.

Asimismo, incorporará otra novedad relativa a la deducción por inversión en I+D recogida en el Impuesto de Sociedades. Así, el valor de monetización que pueden llevar a cabo las empresas que realicen grandes inversiones en estas actividades pasará de 3 a 5 millones de euros.

También en este impuesto el Gobierno aprovechará la aprobación del proyecto de ley para mejorar la aplicación de la reserva de capitalización para las empresas. En concreto, el proyecto de ley establece como novedad, frente al borrador hecho público, que el límite a la compensación de las bases imponibles negativas en Sociedades se calculará sobre la base imponible existente antes de aplicar la nueva reserva de capitalización.

Reducción de tramos

En cuanto a la rebaja del IRPF, la reforma reduce a cinco el número de tramos desde los siete actuales, dejando el tipo mínimo en el 19% -frente al 24,75% actual- y el tipo marginal en el 45% -frente al máximo del 52%-, si bien la rebaja se hará en dos fases, una en 2015 y otra en 2016, y beneficiará a los 20 millones de contribuyentes de este impuesto.

Por su parte, los rendimientos del ahorro pasarán a tributar a un mínimo del 19% y un máximo del 23%, cuando entre en vigor plenamente la reforma fiscal del Gobierno en el año 2016; mientras que los autónomos verán rebajadas las retenciones hasta el 20% en 2015 y el 19% en 2016, frente al 21% actual. Los que perciben rentas inferiores a 15.000 euros anuales ya están disfrutando de una rebaja de la retención al 15%.

Uno de los aspectos más novedosos de la reforma del IRPF es la extensión de los conocidos como ‘impuestos negativos. Así, las familias numerosas y con ascendientes con discapacidad o discapacitados a su cargo podrán cobrar por anticipado una deducción de 1.200 euros anuales en el IRPF, a razón de 100 euros mensuales, como la que actualmente perciben las madres con hijos menores de tres años.

Los deportistas profesionales que residan en España por motivos laborales ya no podrán acogerse al impuesto de la renta de no residentes y tendrán que tributar por el IRPF. El tipo general de la tributación de los no residentes baja al al 24%, y hasta el 19% en 2016 si el contribuyente reside en estados miembros de la Unión Europea. Los trabajadores extranjeros desplazados a España (salvo deportistas profesionales) podrán tributar como no residentes a un tipo del 24% para los primeros 600.000 euros de retribución y durante cinco periodos impositivos consecutivos.

En materia del Impuesto de Sociedades, el tipo bajará al 28% en 2015 y al 25% en 2016, frente al 30% actual, mientras que las pymes podrán rebajar su gravamen hasta el 20% -frente al 25% actual- siempre que se apliquen dos deducciones de nueva creación para favorecer la autofinanciación y el endeudamiento empresarial.

También se suprimen algunas desgravaciones, mientras se refuerza la deducción por inversión en I+D+i y se incluye una nueva desgravación por reserva de capitalización, de tal manera que las empresas podrán destinar el 10% de su beneficio a provisiones o recursos propios para promover su autofinanciación y reducir su endeudamiento.

Además de esta deducción, para las pymes se introduce también una desgravación con el mismo objetivo para que durante cinco años puedan hacer provisiones y reducir su tarifa fiscal, de tal manera que las pymes que hagan uso de estas dos deducciones, que no exigirán obligatoriedad de inversión, tributarán a un tipo del 20%.

Dicen que no subirá el IVA

A lo que ha renunciado el Gobierno es a modificar el IVA, que mantendrá sus tipos actuales, y el único cambio que ha introducido es lo concerniente a una directiva de Bruselas que obliga a España a elevar al 21% el tipo mínimo de este impuestos aplicado a algunos productos sanitarios, si bien deja fuera de este incremento a las gafas graduadas, las lentillas, las muletas o las sillas de ruedas.

Se mantendrán en el tipo reducido del 10% productos diseñados para paliar deficiencias, como gafas y lentillas graduadas, prótesis, sillas de ruedas o muletas, así como gasas, vendas, botiquines o parches oculares.

Después de aprobar los proyectos de ley que conforman la rebaja del IRPF y del Impuesto de Sociedades, el Gobierno deberá ratificar también más adelante el proyecto de ley de reforma de la Ley General Tributaria para reforzar la lucha contra el fraude fiscal, que creará un registro público de morosos con aquellos contribuyentes con deudas y sanciones tributarias pendientes de ingreso que superen el millón de euros, siempre que éstas no se encuentren aplazadas o suspendidas y haya transcurrido un año desde la finalización del plazo de ingreso.