Entradas

Insultar o pegar al jefe: ¿dónde están los límites para ser despedido?

Aunque un buen ambiente laboral es sinónimo de una mayor productividad, no es fácil que los trabajadores se lleven bien con sus superiores. Para los casos más extremos, los jueces han sido los encargados de poner paz.

«Si queréis guerra, la vais a tener». Así de contundente se manifestó en Twitter un trabajador que publicó diferentes comentarios contra sus jefes y su empresa. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra echó para atrás su despido por estar vertidos en medio de un conflicto laboral y no ser especialmente injuriosos ni calumniosos.

El Estatuto de los Trabajadores, convenios colectivos, contratos y también jueces son los encargados de poner límites a las relaciones entre jefes y empleados y definir hasta dónde pueden llegar cada uno de ellos. Leer más