Entradas

Trabajo planea encarecer un 40% la cotización de los contratos de cinco días o menos

La medida pretende disuadir al empresario de la realización de estos contratos y aumentar la recaudación de la Seguridad Social

El último Consejo de Ministros del año, que se celebrará pasado mañana, tiene previsto aprobar un Real Decreto-Ley de los denominados escoba –por la cantidad y diversidad de medidas que incluye– en materia de Seguridad Social. Este texto, aún provisional, al que ha tenido acceso Cinco Días, recoge varias novedades en materia de cotizaciones y prestaciones para los trabajadores.

Este encarecimiento no se aplicará, no obstante, a los contratos encuadrados en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios, precisa este texto.

Se trata de una medida que no se había anunciado hasta ahora y que según este texto legal, “va a tener una incidencia positiva en los ingresos del sistema de la Seguridad Social, ya que implicará una mayor recaudación, a la vez que puede ser desincentivadora para que el empresario recurra a este tipo de contratos”.

Además, se modificará la Ley de Seguridad Social para aplicar a los días efectivamente trabajados y cotizados un “coeficiente de temporalidad”, que permitirá al trabajador reunir un mayor número de días en alta para el acceso a las prestaciones del sistema de la Seguridad Social.

En concreto, la norma indicará que “a efectos de acreditar los periodos de cotización necesarios para causar derecho a las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, incapacidad temporal, maternidad y paternidad, de los contratos de carácter temporal cuya duración efectiva sea igual o inferior a cinco días, regulados en el artículo 151 de esta ley, cada día de trabajo se considerará como 1,4 días de cotización”. Se trata de un mecanismo similar al de los contratos a tiempo parcial.

Esta medida no es del todo novedosa, ya que en la actualidad, los contratos de duración inferior a siete días ya tienen un recargo en la cotización del 36%. Por lo que, ahora, se tratará de encarecer cuatro puntos más los de duración igual o inferior a cinco días.

Según los últimos estudios realizados, en la actualidad aproximadamente uno de cada cuatro contratos que se firman (el 26%) tiene una duración inferior a los siete días. Mientras que hace diez años el peso de estos contratos de corta duración era del 15% del total.

Multas por falsos autónomos

El proyecto de Real Decreto-Ley incluye más medidas que repercutirán sobre las decisiones de contratación de los empresarios. Así, la ley creará una nueva infracción con sus correspondientes sanciones para aquellos que usen la figura del falso autónomo.

En concreto, Trabajo pretende evitar que, debido a que por primera vez la base mínima de cotización de los asalariados es mayor que la de los autónomos, se produzca un trasvase el Régimen General al de Trabajadores por cuenta propia, convirtiendo a empleados en falsos autónomos.

Para disuadir de esta posible maniobra fraudulenta empresarial se crea una nueva infracción “muy grave” con su correspondiente sanción en la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el orden social. Por tanto, el empresario que cometa esta infracción será multado con entre 3.126 y 10.000 euros –dependiendo de la gravedad de la infracción—por cada trabajador afectado.

De esta forma, y según este texto aún provisional, cometerán esta nueva infracción quien “comunique la baja en un régimen de la Seguridad Social de trabajadores por cuenta ajena pese a que continúen la misma actividad laboral o mantengan idéntica prestación de servicios, sirviéndose de un alta indebida en un régimen de trabajadores por cuenta propia. A estos efectos se considerará una infracción por cada uno de los trabajadores afectados”.

Sin bonificaciones por baja siniestralidad

Otra de las vías por las que la Seguridad Social pretende aumentar sus ingresos, es suspendiendo las bonificaciones a las empresas que reduzcan su siniestralidad laboral.

Para ello el Real Decreto “suspende la aplicación del sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hayan disminuido de manera considerable la siniestralidad laboral, prevista en el Real Decreto 231/2017, de 10 de marzo, para las cotizaciones que se generen durante el año 2019”.

Según la argumentación de la Seguridad Social, esta medida se toma “una vez comprobadas las distorsiones y desproporcionada disminución de ingresos” que las nuevas bonificaciones aprobadas en 2017 generaban en la recaudación de la cuota de contingencias profesionales. Es más, esta medida añade que la intención del Gobierno no es solo suspender estas bonificaciones sin que “además, durante el año 2019 se procederá a la reforma del real decreto antes citado” y que fijaba esas bonificaciones.

Alza de bases de cotización

Tras varias especulaciones en las últimas semanas por parte de la Autoridad Fiscal Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) y de distintos miembros del Gobierno sobre cuánto subirían en 2019 las bases máximas de cotización a la Seguridad Social, este Real Decreto confirma que se incrementarán un 7%.

Así, la norma indica que “durante el año 2019, la cuantía del tope máximo de la base de cotización a la Seguridad Social en aquellos regímenes que lo tengan establecido y de las bases máximas de cotización aplicables en cada uno de ellos, se establece en 4.070,10 euros mensuales”.

Mientras que el texto confirma también que la base mínima de cotización “subirá lo mismo que el salario mínimo interprofesional”. Esto es que el incremento será del 22%, con lo que dicha base mínima quedará así fijada en 1.050 euros al mes (12.600 euros al año).

Tarifa plana de autónomos

Este proyecto de Real Dreceto-Ley recoge también el acuerdo entre Trabajo y las asociaciones de autónomos para, entre otras cosas incrementar la base mínima de cotización del colectivo un 1,25% con lo que queda fijada en 944,40 euros mensuales. Asimismo, el tipo global de cotización de estos trabajadores será del 30% en 2019, incluyendo contengencias comunes, profesionales y cese de actividad, que pasan a ser todas obligatorias. Con ello se aplican también las mejoras de prestaciones acordadas entre el Gobierno y los autónomos.

Otra novedad para los autónomos es que la tarifa plana durante los primeros 12 meses de actividad para los trabajadores que ya la estuvieran pagando y para los nuevos que se den de alta en 2019 pasa a ser de 60 euros al mes desde el 1 de enero próximo. Cotizarán así por contingencias profesionales pero no por cese de actividad ni por formación.

Además, Trabajo extiende esta tarifa plana a los trabajadores por cuenta propia agraria, que hasta ahora no la disfrutaban.

Para lo que tendrán que esperar los autónomos es para cotizar a tiempo parcial, ya que este Real Decreto aplaza una vez más esta posibilidad.

Cotización de los cuidadores 

El Gobierno recupera en esta norma la financiación con dinero público de la Administración General del Estado de las cuotas del convenio especial de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia.

Igualmente, se recupera la prestación por desempleo en los contratos para la formación y el aprendizaje suscritos con alumnos trabajadores en los programas públicos de empleo y formación, incluyendo los programas de escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo.

Las medidas incluidas en este texto de la Secretaría de Estado de Seguridad Social –cuya urgencia justifica el Gobierno por la ausencia de Presupuestos Generales del Estado para 2019 en la mayoría de los casos– no serán definitivas hasta su aprobación por el Consejo de Ministros. De hecho, el Gobierno se lo ha enviado a la patronal y a los sindicatos, que harán sus alegaciones entre hoy y mañana.

Una de esas novedades incluidas en el borrador de este Proyecto de Real Decreto-Ley pretende luchar contra el empleo precario, “y más concretamente contra el abuso en la celebración de contratos temporales de corta duración”. Para eso, el Ministerio de Trabajo ha decidido que “en los contratos de carácter temporal cuya duración efectiva sea igual o inferior a cinco días, la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes se incrementará en un 40%”.

Fuente: Cinco Días.

NOTA DE AVISO – ACUERDO PARA LA COTIZACION AUTONOMOS 2019

La base mínima se incrementará un 1,25% y el tipo será del 30%, pero a cambio se mejorará la protección del colectivo.

La base mínima de cotización de los trabajadores autónomos subirá un 1,25% a partir del 1 de enero de 2019, hasta los 944,35 euros al mes, y el tipo de cotización será del 30%, con lo que los autónomos personas físicas tendrán que pagar 5,36 euros más al mes (64 euros más al año) de lo que pagan actualmente, aunque a cambio recibirán una mayor protección, informaron a Europa Press en fuentes de las asociaciones ATA y UPTA.

Leer más

NOTA DE AVISO – Los trabajadores autónomos podrán seguir tributando por módulos en 2019

El Ministerio de Hacienda ha anunciado que los límites de facturación que deben cumplir los trabajadores autónomos para poderse acoger al régimen de Estimación Objetiva de IRPF y al régimen simplificado de IVA, más conocido como tributación por módulos, se mantendrán durante 2019 no aplicándose para este ejercicio la disminución de estos límites que anunció el Gobierno hace unos meses. Leer más

ATA propone ampliar “hasta el último día de plazo” el pago de impuestos

Que las domiciliaciones bancarias no tengan que abonarse cinco días antes de que finalice el plazo de presentación como ocurre actualmente. Esta propuesta es sólo una de la batería que la Federación Nacional de Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) presentó este lunes ante los responsables del Ministerio de Hacienda. Además, denuncian la paradoja de que, a veces, la digitalización se convierte en un importante escollo a la hora de realizar ciertos trámites online con la Administración.

Los autónomos se podrían ahorrar un pico en intereses de demora y recargos si Hacienda acepta la propuesta de ATA de que los impuestos domiciliados se puedan abonar “hasta el último día de plazo”.

Pese a que el plazo de presentación ante Hacienda finaliza los días 20 de cada trimestrelos pagos vía domiciliación bancaria de las declaraciones positivas -las que salen a pagar- han de realizarse cinco días antes, como mínimo. Así lo denunció este lunes la Federación que preside Lorenzo Amor ante los responsables del Ministerio de Hacienda en la jornada que cada año se celebra bajo el Convenio para la detección de trabas administrativas para el colectivo de autónomos, en vigor desde 2014. “No tiene lógica ninguna. La administración debe equiparar ambos plazos”, afirmó Amor tras la reunión. Más aún si se tienen en cuenta las fechas en las que los autónomos cobran sus facturas, “muchas pasado el día 15”.

Llevar la medida adelante no debería ser complejo. De hecho, en las comunidades forales de País Vasco y Navarra no se da esta brecha y tanto la presentación como los plazos pueden efectuarse hasta el día 25 de cada mes. Adolfo Jiménez, vicepresidente de la Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales (FETTAF), integrada en ATA, comenta a este respecto que “ya no es que pidamos que se amplíe hasta el día 25 como ocurre en estas comunidades autónomas y que, dicho sea de paso, no entendemos por qué no podría hacerse, pero sí insistimos en que se las domiciliaciones puedan efectuarse hasta el día 20”.

De eliminarse esta traba, se reducirían los costes que han de soportar los autónomos. De hecho, para evitar que Hacienda aplique el recargo de hasta el 20% por haber presentado el impuesto y no haberlo podido abonar, muchos autónomos optan por pedir un aplazamiento. Práctica que, desde FETTAF afirman “resulta bastante habitual, ya que con ello se gana tiempo y los intereses de demora se reducen al 3,75%”.

En los cuatro años de vigencia del convenio se han detectado y comunicado a los sucesivos Gobiernos más de 240 trabas (aproximadamente 30 cada anualidad) que complican el día a día de los trabajadores por cuenta propia. Muchas de ellas han quedado recogidas en la Ley de Medidas Urgentes para el Trabajo Autónomo, como por ejemplo la posibilidad de cambiar de base de cotización hasta cuatro veces durante cada ejercicio o que las altas y las bajas tengan efecto el día que se producen y el primer o último día de mes.

Cabe destacar que los dos últimos logros que se han conseguido en materia fiscal. El primero el mantenimiento del mes de febrero como tope para presentar el modelo 347, que recoge la declaración anual de operaciones con terceras personas por importe superior a 3.005 euros. El segundo el anunciado este martes por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por el que se prorrogará un año más los límites de 150.000 y 250.000 euros establecidos para los autónomos que tributan en el régimen de módulos.  En este sentido Lorenzo Amor, recordó que “cuando se ponen las cosas fáciles la gente se anima a emprender y los autónomos consiguen mantenerse en su actividad”.

Las trabas del cese de actividad y los errores bancarios

En palabras de Lorenzo Amor, otra de las trabas que el Ejecutivo ha de solucionar de manera “urgente” es el cese de actividad o paro de los autónomos. “Como ya dijo el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, cotizar por cese de actividad es una estafa. La mayoría de los autónomos que cotizan por esta contingencia están en el sistema de módulos que son, precisamente, los que más dificultades tienen a la hora de demostrar que están en pérdidas”. Punto éste en el que rechazó de forma tajante la intención de Trabajo de hacer obligatoria la cotización por esta eventualidad. “No estoy dispuesto a aceptar parches”, aseveró.

Que la Administración correspondiente devuelva o las entidades financieras asuman los intereses de recargo en el caso de los autónomos que se hayan demorado en el pago de sus obligaciones (devoluciones…) y se demuestre que se debe a un error bancario, es otra de las cuestiones sobre las que Hacienda tendrá que poner negro sobre blanco en los próximos meses.

También se trasladó la necesidad de que el elenco de entidades financieras del país trabajen con todas y cada una de las Administraciones (central, regional y local). “Hemos tenido el caso de una señora de 80 años que tuvo que sacar 12.000 euros de un entidad y trasladarse, dinero en mano, a otra para poder cumplir con sus obligaciones fiscales”, relata Jiménez.

Digitalización y duplicidades

No son estas las únicas trabas que ATA y sus Federaciones asociadas han trasladado a Hacienda y que según Lorenzo Amor “este año superarán la treintena”. Se da la circunstancia de que la digitalización se ha convertido en un escollo a la hora de realizar trámites como darse de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Esta gestión sólo puede realizarse de forma telemática a través del sistema RED. La paradoja se da a la hora de obtener la autorización que permite operar en el sistema, “sólo puede hacerse personándose en las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social”, denuncian desde ATA y FETTAF.

También en materia de gestión laboral ocurre que en el momento en el que se da de baja a un empleado se inactiva la cuenta de cotización asociada. Esto obliga a esperar varios meses hasta poder dar de alta a un nuevo trabajador o hacerlo días antes de que el antiguo deje de ejercer en la empresa o negocio con carácter definitivo. Si bien en el primero de los casos, esto supone una traba a la creación de empleo, en el segundo, se produce un incremento de los costes del empleador.

Otra de las barreras a los que se enfrentan los autónomos día tras día es que las herramientas digitales de las distintas administraciones no son homogéneas. Realizar un mismo trámite es completamente distinto en las 17 comunidades autónomas. Lo mismo ocurre a la hora de solicitar información, ayudas, subvenciones… Según la Administración será más o menos complejo.  “Además de ser funcionarios sin sueldo, tenemos que ser expertos informáticos”, apuntan con sorna desde FETTAF.

Fuente: autónomos y emprendedores