Entradas

El plan de Moncloa para autónomos igualará la pensión con el asalariado

La propuesta reforma del sistema de cotización para trabajadores autónomos que recientemente presentó el Gobierno a los agentes sociales tiene ya casi tantos detractores como defensores.

Según los informes recientes de expertos acerca de la medida para hacer que el colectivo empiece a cotizar en función de los ingresos reales tendrá ventajas para el autónomo, que mejorará sustancialmente la pensión en la mayoría de los casos al ajustar su cuota mensual a sus ingresos, pero también a la vez puede ser una fuente de inequidad para el sistema público de jubilaciones. Leer más

Subvenciones Plan de Rescate a las Empresas Afectadas por el COVID-19

Estimado Cliente;

En el día de hoy Galicia se suma a las CC.AA. (Madrid, Valencia y Castilla-León) que pone en marcha la aplicación del Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19 con la publicación en el DOG del III Plan de rescate de las personas trabajadoras autónomas, profesionales y empresas particularmente afectadas por la crisis de la COVID-19 mediante ayudas directas para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado a través de la Orden 09.07.2021 que entra en vigor el próximo lunes 14/07/2021 y que se estructura en tres programas diferenciados cuyos requisitos, condiciones e importes les detallamos a continuación

NOTA DE AVISO Subvenciones Plan de Rescate a las Empresas Afectadas por el COVID 19 11062021 banner - Subvenciones Plan de Rescate a las Empresas Afectadas por el COVID-19

 

Se publican tres tipos de ayudas:

• TR600A: Apoyo a los trabajadores autónomos que tributen en estimación objetiva.

• TR600B: Apoyo a las personas autónomas individual y personas trabajadoras autónomas y de empresas con hasta 10 trabajadores o de hasta 25 personas trabajadoras con un volumen de facturación de hasta 2.000.000 €.

• TR600C: Apoyo a las personas trabajadoras autónomas o empresas con más de 10 trabajadores y con un volumen de facturación de más de 2 millones de euros o empresas de más de 25 personas trabajadoras.

 

Concesión por orden de entrada.

 

Requisitos comunes a todas las ayudas:

 

Beneficiarios:

• Tener domicilio fiscal en Galicia
• Acreditar una caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto al año 2019 de más de un 30% para aquellas empresas que desenvuelvan una actividad económica incluida en el Anexo I del Real Decreto Ley 5/2021 de 12 de Marzo, o bien acreditar una caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto al año 2019 de un 40% o más para aquellas que desenvuelvan una actividad económica que no se encuentre incluida en el Anexo I del Real Decreto Ley 5/2021 de 12 de Marzo.
• Tener cantidades pendientes de pago a proveedores, acreedores, financieros y no financieros o deuda bancaria, y otros costes fijos que fueran generados entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 y procedan de contratos anteriores al 13 de marzo de 2021 y que dichas cantidades sean de importe igual o superior a la ayuda solicitada.
• Estar al día en el cumplimiento de las obligaciones tributarias y no tener deuda con la Seguridad Social.
• No tener un resultado negativo en el ejercicio 2019 en el Impuesto de Sociedades o en la Declaración de la renta.
• Estar dada de alta en la Seguridad Social o en la Mutua profesional correspondiente.
• Los pagos deben estar pendientes de pago en la fecha de presentación de la solicitud.

 

Plazo de Presentación: Desde el 14 de junio al 14 de Julio.

 

Compromisos Personas Beneficiarias:

• Mantener la actividad hasta el 30 de Junio de 2022.
• No repartir dividendos durante los años 2021 y 2022.
• No aprobar incrementos en las retribuciones de alta dirección durante un período de dos años.

 

Importe de las Ayudas

TR600A:

• Hasta un máximo de 3.000 €

TR600B:

• 6.000 € si la caída de facturación está entre más de un 30% y hasta un 60%.
• 7.000 € si la caída de facturación está entre más de un 60% y menos de un 70%.
• 8.000 € si la caída de facturación es de más de un 70%.

Dichos importes se aumentarán en las siguientes cantidades:

• 1.000 € si tienen entre 4 y 9 trabajadores.
• 2.000 € si tienen entre 10 y 20 trabajadores.
• 3.000 € si tienen entre 21 a 25 trabajadores.

TR600C:

• 10.000 € si la caída de facturación está entre más de un 30% y hasta un 60%.
• 12.000 € si la caída de facturación está entre más de un 60% y menos de un 70%.
• 15.000 € si la caída de facturación es de más de un 70%.

Dichos importes se aumentarán en las siguientes cantidades:

• 5.000 € si tienen de 25 a 50 trabajadores.
• 10.000 € si tienen de 51 a 100 trabajadores.
• 15.000 € si tienen más de 100 trabajadores.

 

ORDEN DOGA

 

Si quieres saber mas acerca de esta subvención, contacta con fiscal@quattroasesoria.com o bien al 986226483

Os recordamos que, para la presentación de esta ayuda, necesitamos la confirmación por escrito y que tendrá un coste de tramitación de 75 euros (IVA no incluido)

Departamento Fiscal

quattroasesoria

Moncloa premiará con exenciones a los autónomos que reabran en verano

El Gobierno ya ha puesto sobre la mesa su propuesta para extender hasta el próximo 31 de septiembre el esquema de ayudas para autónomos aprobado hace un año para hacer frente a los efectos de la pandemia. En esta prórroga, Moncloa parece querer abonar el terreno de la reactivación, incentivando que los trabajadores por cuenta propia que estén en condiciones de relanzar sus negocios lo hagan ya sin el soporte de la Administración. Concretamente, en la propuesta remitida a las asociaciones representantes de los trabajadores autónomos, por un lado se premia e incentiva la vuelta a la actividad en los meses de verano con exenciones de cuota que llegarían al 90% en los próximos meses, si bien se endurecen ciertos supuestos de acceso al cese extraordinario de actividad, tal y como ha denunciado el colectivo.

Moncloa premiara con exenciones a los autonomos que reabran en verano - Moncloa premiará con exenciones a los autónomos que reabran en verano

Habrá una exención del 90% de las cotizaciones correspondientes al mes de junio, del 75% de las que corresponden a julio, del 50% de las que corresponden a agosto y del 25% de las de septiembre. Una medida que se recoge la exención en la cotización a favor de los trabajadores autónomos que hayan percibido alguna modalidad de prestación por cese de actividad. Es decir, que aquellos que han venido recibiendo ayudas y relancen su negocio en los próximos meses tendrán una pequeña ayuda a modo de exención.

Para que sean aplicables estos beneficios en la cotización los trabajadores autónomos deberán mantener el alta hasta el 30 de septiembre de 2021. Según el borrador, la base de cotización a efectos de la determinación de la exención será la que resulte de aplicación en cada uno de los meses en los que se apliquen las exenciones. Además, la percepción de la prestación por cese de actividad en cualquiera de sus modalidades será incompatible con la exención en la cotización. Por lo que se trata de un paraguas para aquellos trabajadores por cuenta propia que venían percibiendo ayuda y que relanzan la actividad ya sin el plus de la prestación extraordinaria por cese de actividad.

Compatibilización

Según la última propuesta remitida a las organizaciones de autónomos, la prestación por cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia estará disponible, a partir del 1 de junio de 2021, para los autónomos que a 31 de mayo vinieran percibiendo dicha prestación y no hayan agotado los periodos de prestación previstos. Y podrán continuar percibiéndola hasta el 30 de septiembre, «siempre que, durante el segundo y tercer trimestre de este año, cumplan con los requisitos». Para el cálculo de la reducción de ingresos, se tendrá en cuenta el periodo en alta en el segundo semestre de 2019.

Además, el acceso a la prestación exigirá acreditar en el segundo y tercer trimestre de 2021 una reducción de más del 50% de los rendimientos registrados en el segundo y tercer trimestre de 2019, así como no haber obtenido unos rendimientos netos superiores a 6.650 euros en 2021. Los autónomos que a 31 de mayo vinieran percibiendo la prestación «solo podrán causar derecho a esta si no hubieran consumido en aquella fecha la totalidad del periodo previsto en la Ley General de la Seguridad Social».

Los rendimientos netos computables fiscalmente procedentes del trabajo por cuenta propia y los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no podrá superar 2,2 veces el SMI. En la determinación de este cómputo, los ingresos procedentes del trabajo por cuenta ajena no superarán 1,25 veces el importe del SMI. Además, la cuantía de la prestación será del 50% de la base de cotización mínima.

Además, se recoge una prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos que ejercen la actividad y a 31 de mayo de 2021 percibieran la prestación extraordinaria por cese de actividad y no puedan causar derecho a la prestación ordinaria de cese de actividad anterior. Deberá estar dado de alta y al corriente de pago de las cotizaciones, no tenga unos rendimientos netos en el segundo y tercer trimestre de 2021 superiores a 4.275 euros y acredite en el segundo y tercer trimestre de este año unos ingresos inferiores al 75% de los habidos en los mismos trimestres de 2019. La cuantía será del 50% de la base mínima.

Cierre por restricciones

Sobre la prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos afectados por la suspensión temporal de la actividad como consecuencia de la aprobación de medidas para contener el Covid, el documento dice que, a partir del 1 de junio, los autónomos que se vean obligados a suspender su actividad o mantengan por los mismos motivos la suspensión de su actividad iniciada con anterioridad a la fecha indicada, tendrán derecho a una prestación económica.

La cuantía será del 70% de la base mínima de cotización y la prestación será incompatible con la percepción de una retribución por el desarrollo de un trabajo por cuenta ajena, salvo que los ingresos del trabajo por cuenta ajena sean inferiores a 1,25 veces el SMI. También se recoge una exención del 90% de las cotizaciones correspondientes al mes de junio, del 75% de las que corresponden a julio, del 50% de las que corresponden a agosto y del 25% de las de septiembre.

Autónomo de temporada

El texto también incluye la prestación extraordinaria de cese de actividad para los autónomos de temporada. Para acceder a ella, se deberá acreditar que se ha estado dado de alta durante un mínimo de cuatro meses y un máximo de seis meses a lo largo de los años 2018 y 2019. Se considerará que el autónomo ha desarrollado un único trabajo en 2018 y 2019 siempre que el alta no supere los 120 días a lo largo de estos años. La cuantía de la prestación será el equivalente al 50% de la base mínima (en la anterior propuesta la cuantía era del 70%).

Fuente: El Economista

Los autónomos con rentas altas pagarán al Estado un 50% de sus ingresos

Sumando lo que tienen que aportar los autónomos en IRPF y cotizaciones hay autónomos que superarán el 50% de sus ingresos.

La reforma del sistema de cotización de los trabajadores autónomos que avanzó el Gobierno la pasada semana no ha dejado buen sabor entre las asociaciones representantes del colectivo, que rechazan la propuesta por no haber sido consultados en su elaboración. En este sentido, los autónomos denuncian que la medida es «confiscatoria» ya que para los tramos de rendimientos más elevados la suma de la cuota más el pago de IRPF supone que el autónomo destine un 50% de sus ingresos a saldar sus obligaciones tributaria.

Los autonomos con rentas altas pagaran al Estado un 50 de sus ingresos - Los autónomos con rentas altas pagarán al Estado un 50% de sus ingresos

Concretamente, esta es la situación en la que se encontraría aquellos trabajadores por cuenta propia con rendimientos por encima de los 47.000 euros anuales. Aquí, el Ejecutivo establece tres tramos. En el primero de ellos entre 47.000 euros anuales y 48.841 euros anuales, la cuota anual a pagar a la Seguridad Social ascendería a los 11.220 euros y la retención por IRPF (24,24%) sería de 11.391,2 euros al año, de modo que los ingresos que restaría saldada la contribución sería de 24.388,8 euros, lo que supone una tributación del 48,1% del total de ingresos. Para el tramo inmediatamente posterior, entre 48.841 euros y 49.000 euros anuales de rendimiento, la cotización ascendería a 12.900 euros anuales, y la retención de IRPF a 12.077,9 euros, por lo que dispondría tras pagar el 51,2% del rendimiento obtenido, la cuantía de 23.863,1 euros.

180521 autonomos - Los autónomos con rentas altas pagarán al Estado un 50% de sus ingresos

De hecho, tal y como denuncia el presidente de ATA, asociación representante del colectivo, Lorenzo Amor, se puede dar la situación (en función de los porcentajes previstos por el Ejecutivo) que un autónomo con mayores rendimientos que los ejemplos expuestos llegue a quedarse con menos dinero tras saldar las contribuciones, que quienes se encuentren en esos tramos anteriormente expuestos. Así, para el últimos tramo de los 13 planteados, los que cuentas con rendimientos de más de 48.000 euros anuales, se propone una cuota que llegaría a los 14.640 euros anuales, mientras que el pago del IRPF sería de otros 12.137,2 euros, restando en las arcas del trabajador por cuenta propia 22,222,8 euros, cantidad menor que el resultado final de los tramos anteriores, tras el pago de impuestos que asciende en este caso al 55% del total de los rendimientos.

«Lo que queda en «casa del autónomo» con la propuesta del Gobierno de «actualizar cotizaciones a rendimientos» es «trabajar en muchos casos para el Estado y no para nosotros», apunta el presidente de ATA. «Sumando lo que tienen que aportar los autónomos en IRPF y cotizaciones hay autónomos que superarán el 50%», señala Amor.

Alineación con el régimen general

Más allá, si bien es cierto que la mayor parte del impacto económico de la reforma recae sobre los autónomos de rentas más altas, uno de los puntos más polémicos es el peso que tiene este mix de contribuciones sobre las rentas más bajas. De hecho, el primer tramo de ingresos, entre cero y 3.000 euros anuales, asume una cuota de 1.080 euros al año, lo que supondrá -pese a estar exento de tributar por IRPF- una carga impositiva en forma de cuota del 36% de los rendimientos anuales. Un cifra que si tenemos nos vamos al segundo tramo, también por debajo del SMI, de hasta 6.000 euros, el volumen de aportaciones se sitúa en el 24% mientras que en el siguiente de 12.600 euros, el volumen de pagos asciende al 28,1%.

Cabe recordar en este punto que la medida avanzada por el Ejecutivo, y que cuenta con un periodo transitorio de nueve años, tiene su respaldo en las recomendaciones del Pacto de Toledo de integración de regímenes, y que prevé una cotización más ajustada a sus ingresos reales para el autónomo. En este sentido, si se obtiene la media de las cuotas y retenciones de IRPF de los 13 tramos expuestos, la cifra resultante es que los trabajadores por cuenta propia destinarán a saldar su contribuciones un 38,7% de sus rendimientos de media, cifra similar a las cotizaciones que realizan los trabajadores asalariados del régimen general si se tiene en cuenta la aportación tanto del empleador como del empresario, además de las retenciones.

En este sentido, cabe recordar que actualmente la cuota mínima que abona un autónomo (sin tener en cuenta tarifa plana) es de 286,15 euros al mes, correspondiente a una base de cotización de 944 euros al mes (para 2020 se estableció el tipo 30,3% en el Decreto Ley 28/18 pero no se ha actualizado aún al 30,6% para 2021 en virtud del RD Ley 2/21 que ha dejado en suspenso esta actualización durante este año a expensas de la evolución de la economía y la recuperación de los sectores más afectados por la crisis). Además, dependiendo de la edad que se tenga se podrá elegir unas bases mínimas y máximas, determinándose para cada año en los Presupuestos Generales del Estado. En primer lugar se elige la base de cotización, y a ella se le aplican los porcentajes de cada opción de cobertura que hayamos elegido. La cuota desde el 1 de enero de 2019 incluye la totalidad de las contingencias que hasta el momento tenían carácter voluntario, como la protección por cese de actividad y las contingencias profesionales.

Fuente: El Economista

Los ingresos del Reta se desploman un 20% pese la subida de afiliación de autónomos

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social arrojan la crudeza de la realidad que vive el colectivo de los autónomos en nuestro país desde el inicio de la pandemia con una conclusión clara: solo las ayudas aprobadas por el Gobierno de cese de actividad y bonificaciones mantienen el saldo de cotizantes al Reta en positivo. Toda vez, que mientras que el régimen de autónomos ha crecido en 24.948 trabajadores en el último año -con datos a marzo de 2021-, los ingresos por las cuotas a la Seguridad Social de estos trabajadores han caído un 20% a cierre del pasado año.

Los ingresos del Reta se desploman un 20 pese la subida de afiliacion de autonomos - Los ingresos del Reta se desploman un 20% pese la subida de afiliación de autónomos

Concretamente, según arrojan los datos de ejecución presupuestaria de la Seguridad Social, las aportaciones durante el conjunto del 2020 de los autónomos al Reta ascendieron a 8.949 millones de euros, lo que supone un recorte de la recaudación del 19,1% respecto al año anterior, cuando esta llegó a los 11.070 millones de euros.

Además, como resultado del esquema de ayudas aprobado por el Gobierno para el colectivo desde el inicio de la pandemia y cuya prórroga última durará hasta el 31 de mayo, el otro gran descenso de la cotización de los autónomos se aprecia en la aportación que realizan para el desempleo estos trabajadores, conocido como cese de actividad, y que en línea con la cuota general también retrocede en un 21,9% en el último año, pasando de 287 millones de euros a 224 millones en el pasado ejercicio. Cabe recordar, que esta ayuda de 600 euros de cese de actividad extraordinario, en las cuatro modalidades que se articularon para poder acceder a la prestación se recogía la exención del pago mensual de la cuota al Reta.

190421 AUTONOMOS - Los ingresos del Reta se desploman un 20% pese la subida de afiliación de autónomos

Precisamente, el pago de estas ayudas ha comportado en el último año un esfuerzo protector por parte de la Seguridad Social sin precedentes, acuciado por el estallido de la pandemia y la aplicación de restricciones para mitigar el impacto de la misma.

Concretamente, según los datos de la Seguridad Social, las prestaciones extraordinarias para autónomos acumulaban un gasto hasta 31 de diciembre de 4.935,78 millones de euros. Asimismo, las exoneraciones de las cuotas de aquellos autónomos perceptores de las prestaciones extraordinarias han supuesto menores ingresos por un importe estimado de 2.241,06 millones de euros. A ello se une la concesión de moratorias en el pago de las cotizaciones a las que se han podido acoger las empresas y los trabajadores por cuenta propia que hasta diciembre de 2020, alcanza un importe de 26,23 millones de euros. De modo que los esfuerzos de la Seguridad Social solo sobre el colectivo de trabajadores por cuenta propia ascienden en el primer año de pandemia a más de 7.200 millones de euros.

En este sentido, solo en el mes de marzo de 2021 -último dato disponible- el Reta sumó 15.245 autónomos, situándose la cifra total en 3.277.500 trabajadores con motivo del leve impulso que supuso la Semana Santa para los negocios. Pero lejos de lo que puede parecer un desempeño más que positivo de las afiliaciones del colectivo, las asociaciones representantes advierten de nubarrones en el horizonte.

Así, la afiliación a último día del mes de marzo muestra que hay 743.628 trabajadores en Erte; a pesar de la bajada del paro en casi 60.000 personas, aún hay 401.328 parados más que hace un año, y en cuanto al número de autónomos, si bien es positivo que el Reta haya sumado 15.245 autónomos, a 31 de marzo hay 470.000 trabajadores por cuenta propia percibiendo la prestación por cese de actividad.

Afiliación ‘ficticia’

«Sin duda, es positivo que se haya sumado 15.245 autónomos más durante el mes de marzo, pero aún seguimos con la incertidumbre de saber qué ocurrirá con los 470.000 autónomos que están en cese de actividad y, por lo tanto, dados de alta en Seguridad Social», señala el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Además, explica el representante de los autónomos que «la recuperación de las actividades está ligada a los índices de vacunación. Hay que apretar en la vacunación. Seguimos teniendo 1,2 millones de ciudadanos que están o bien en un Erte o cobrando la prestación por cese de actividad establecida para los autónomos. Muchos volverán a su puesto de trabajo o reanudarán su actividad, pero a otros muchos les será imposible poder hacerlo».

«La recuperación será lenta, gradual y suave. Por eso se hace necesario impulsar cuanto antes la prórroga del cese de actividad para el colectivo», concluye Lorenzo Amor.

«Si no queremos asistir a un desplome sin precedentes de actividades en los próximos meses, será necesario inyectar a todos los sectores las ayudas que han sido aprobadas por el Real Decreto Ley de hace dos semanas, por las cuales se pondrán en circulación 7.000 millones de euros del Plan de Rescate desarrollado por el Ministerio de Economía», advierten desde UPTA.

En este sentido, su presidente Eduardo Abad explica que «seguimos negociando con la ministra Calviño la inclusión de todos los sectores que están padeciendo una minoración de más del 30% de su facturación con respecto al ejercicio 2019, ningún autónomo en estas circunstancias puede quedar al margen de esta ayuda vital para su supervivencia. Sería una autentica temeridad abandonar a su suerte a miles de trabajadores».

Fuente:El Economista