Entradas

DONATIVOS Y COLEGIOS CONCERTADOS. NUEVO LIO A LA VISTA

Hacienda asegura que no es un donativo porque hay una contraprestación y Las familias deberán devolver la desgravación con intereses de demora,  se abre la puerta a las posibles inspecciones a los padres de alumnos escolarizados en colegios concertados que se han desgravado donaciones por esa formación en su Declaración de la Renta.

Desde el ministerio de Hacienda se aclara que “no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio. La actuación de la Agencia Tributaria en este ámbito sigue siendo la misma que en los últimos años y, como no puede ser de otra manera, se exigirá la regularización cuando se detecte que un contribuyente se ha deducido como donación lo que en realidad es el pago por un servicio”.

La ministra de Educación y Formación Profesional ha confirmado que el Gobierno pretende reclamar con carácter retroactivo a los padres estas desgravaciones. Además, Celaá ha subrayado que aunque la mayoría de las familias no se lo hayan deducido como donación en los casos que haya sido así se procederá a una regularización y deberán devolver el beneficio fiscal obtenido, con intereses de demora.

En noviembre pasado, el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) alertó ya de que la Administración Tributaria está interpretando que los pagos que las familias hacen en las escuelas concertadas no se pueden considerar donativos y por tanto no son deducibles en la declaración de la renta.

¿Qué impacto tiene en los centros?

La AEAT cuestiona que algunos centros se apliquen como gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades estos servicios y prestaciones. Esta situación puede verse agravada si se hace a través de una fundación creada únicamente con ese fin. Estarían librados de este escrutinio los centros religiosos amparados por la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

¿Tienen los padres que devolver lo deducido indebidamente?

Sí. Aquellas familias que se hayan desgravado en el IRPF las cuotas que pagan a los colegios concertados por la escolarización de sus hijos deberán devolver lo gravado a la Agencia Tributaria por las cantidades no prescritas, es decir, las de los últimos cuatro ejercicios fiscales desde 2015.

¿Es mejor regularizarlo voluntariamente? 

Sí. El exdirector de la Agencia Tributaria Ignacio Ruiz Jarabo recomienda que voluntariamente presenten una declaración complementaria para evitarse la correspondiente sanción. Por ello, ha animado a que quienes se hayan desgravado por esos gastos como donaciones regularicen voluntariamente su situación respecto a los cuatro últimos ejercicios (periodo no prescrito), ya que con ello se pueden evitar una sanción que “por lo menos” será del 50 %, y que se sumaría a los intereses de demora que indefectiblemente se han de abonar

Declaración informativa de operaciones con terceras personas – MODELO 347 2018

El modelo 347 es una declaración informativa de operaciones con terceras personas. Al tratarse de una declaración informativa, no existe pago (o devolución) de importe alguno.

Mediante este modelo se informa a Hacienda de operaciones en las que se hayan superado 3.005,06€ (suma de todas las operaciones del ejercicio, IVA incluido, con el cliente o proveedor) durante el ejercicio anterior.

 

Leer más

Asesores fiscales aconsejan guardar los justificantes de gastos para probar que son deducibles

Conservar facturas completas de IVA, la documentación soporte de los gastos contabilizados y cualquier justificante que acredite que están relacionados con la actividad de la empresa para evitar problemas con el fisco. Esos son algunos de los consejos ofrecidos en la jornada de la Asociación de Asesores Fiscales de la Comunitat sobre el cierre contable y fiscal de 2018.

Según los expertos, la mayor parte de las reclamaciones de fondos que realizan los inspectores de la Agencia Tributaria giran en torno a la correcta acreditación de que el gasto contabilizado y deducido está correlacionado con los ingresos de la empresa, y «no siempre es fácil de probar». En este sentido, recuerdan que es el contribuyente quien debe probar que un gasto es deducible.

Respecto a las dietas y kilometraje de trabajadores, en la jornada se insistió en que la empresa debe conservar toda la documentación que justifique que el gasto «corresponde a un desplazamiento o visita cierta y necesaria para la actividad mercantil».