La Inspección de Trabajo multa a empresas por fraude en los ERTE.

La Inspección de Trabajo multa con 16,5 millones de euros a 3.635 empresas por fraude en los ERTE.

A cierre de 2020 quedaban por cerrar casi 9.000 investigaciones a las que se le podrán sumar nuevos casos

La Inspeccion de Trabajo multa a empresas por fraude en los ERTE quattroasesoria - La Inspección de Trabajo multa a empresas por fraude en los ERTE.

Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han sido el salvavidas de miles de empresas y cientos de miles de trabajadores, pero siempre hay quien intenta sacar tajada cuando no le corresponde. Según datos del Ministerio de Trabajo, se han detectado 3.635 infracciones en relación con los ERTE en empresas a las que se ha sancionado por un importe total de 16,5 millones de euros. Estos son los resultados hasta final de 2020 de una campaña de prevención que lanzó el Ministerio de Trabajo para detectar actuaciones fraudulentas.

El balance del año de la inspección sobre los ERTE se conocen en un momento en el que Gobierno y agentes sociales tienen que volver a negociar una nueva prolongación de estas suspensiones temporales de empleo, en vigor hasta el 31 de enero. Tienen previsto reunirse este viernes por la mañana y todas las partes parecen estar de acuerdo en la necesidad de que se amplíen. Eso sí, falta por entrar en el detalle de las condiciones de estos ERTE y ahí es muy probable que vuelvan las tensiones. De hecho, la última prórroga se cerró in extremis, el día antes de que caducase el plazo dado anteriormente.

Según los datos de Trabajo, la Inspección ha iniciado hasta la fecha 33.440 expedientes de posible fraude en los ERTE (en la recepción de las prestaciones por desempleo y exoneraciones en las cotizaciones sociales). De estos, se han finalizado 24.606 casos, entre los que se encuentran las 3.635 infracciones. Es decir, casi un 15% de las investigaciones ha acabado en multa. La sanción a estas empresas asciende a 16.539.433,52 euros, a lo que habría que añadir un importe adicional por la liquidación de las cotizaciones sociales impagadas. La Inspección todavía tiene abiertos 8.834 expedientes, a los que se le podrán seguir sumando nuevos casos.

“Desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se han programado actuaciones de control del fraude vinculado a las medidas adoptadas para garantizar el empleo con ocasión de la situación creada por la covid-19 y en particular a los ERTE, mediante una campaña específica, puesta en marcha en abril, dirigida a prevenir y detectar actuaciones fraudulentas en relación con la percepción de las prestaciones por desempleo derivadas de los ERTE vinculadas al covid-19″, explicaba en noviembre el ministerio que dirige Yolanda Díaz.

El porcentaje de sanciones sobre los expedientes iniciados en relación con los ERTE (un 15%) está por encima de los resultados generales de la Inspección en años anteriores (en 2019 se quedó en el 8,4%). Aunque bien es cierto que 2020 ha sido excepcional con la pandemia y la crisis económica derivada de la emergencia sanitaria.

La campaña de Trabajo se lanzó para prevenir y detectar los casos de fraude, según explicó en su día Yolanda Díaz. De esta forma, el Ejecutivo trata de que las empresas cumplan los requisitos exigidos y que las ayudas lleguen a las firmas y trabajadores que más lo necesitan. Además, con esta campaña, trata de que el dinero público —limitado también por el golpe de la crisis del coronavirus— se utilice para lo que estaba previsto y pueda cubrir a más afectados.

Más investigaciones

Las actuaciones relacionadas con el fraude en los ERTE tienen un doble objetivo, como aseguraba en un recuento anterior de los resultados el Ministerio de Trabajo: “Detectar situaciones de afiliación/alta a la Seguridad Social indebidas tras la declaración del estado de alarma para acogerse a un ERTE junto con la creación de empresas ficticias, así como la percepción fraudulenta de prestaciones por desempleo en ERTE vinculados al covid-19 en situaciones de actividad laboral, más frecuentes, según se observa, en la modalidad de teletrabajo”, sostenía en noviembre.

Estas actuaciones de la Inspección han ido variando con el tiempo. Durante la desescalada se intensificó incluso su presencia en las empresas, según explicaba el Ministerio de Trabajo: “Con el inicio de la desescalada, se ha programado una acción de intensificación de la presencia inspectora en los centros de trabajo, desarrollándose en la última quincena de junio 10.000 visitas inspectoras a centros de trabajo, junto con una campaña informativa de las obligaciones empresariales para la correcta recuperación de empleo en las empresas que han recurrido a ERTE”.

Por sectores, según los datos ya publicados por Trabajo previamente, al que se le han abierto más expedientes es la hostelería, uno de los más afectados por la crisis del coronavirus. Le siguen, de lejos, comercio y reparación de vehículos, así como compañías industriales. Y si se fija el foco en el reparto por comunidades autónomas, Cataluña y Madrid es donde más actuaciones se han abierto, seguidas de Canarias y País Vasco.

Fuente: El País Economía.

Hacienda prepara un alza fiscal para empresas y autónomos en la reforma tributaria

  • El Gobierno pretende «afinar» más sobre los beneficios de los negocios
  • ATA pide mantener el sistema de cotización por módulos en la reforma

Hacienda prepara un alza fiscal para empresas y autonomos en la reforma tributaria - Hacienda prepara un alza fiscal para empresas y autónomos en la reforma tributaria

Leer más

Efectos del Brexit en el tratamiento de IVA de las ventas a Reino Unido

El 31 de diciembre de 2020, vence el periodo de transición de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo cual significa que, a partir del 1 de enero de 2021, se producirán varios cambios.

En la presente nota de interés, hacemos un breve resumen de las consecuencias que el BREXIT tendrá para aquellos negocios que realicen entregas de bienes en el Reino Unido, en concreto sobre las obligaciones relacionadas con el IVA.

Recomendaciones a tener en cuenta antes de final de ano para la RENTA 2020 9 - Efectos del Brexit en el tratamiento de IVA de las ventas a Reino Unido

Hay que tener en cuenta que Irlanda, a diferencia de Gran Bretaña (Reino Unido), seguirá siendo miembro de la CEE, y que, entre Irlanda e Irlanda del Norte, que sí forma parte de Gran Bretaña, existe un protocolo especial por el cual los intercambios de mercancías con los países miembros de la CEE tendrán el mismo tratamiento. Este protocolo se superpone al régimen general de intercambio de mercancías, por lo que es recomendable consultarlo si se desean hacer ventas a esa región del Reino Unido.

El tratamiento fiscal de las operaciones de entrega de bienes entre los miembros de la CEE y Reino Unido varía según se trate de operaciones entre empresarios, o de ventas al consumidor final.

Entregas cuyo destinatario es un consumidor

Hasta el 31 de diciembre de 2020, las ventas a distancia realizadas a consumidores finales residentes en el Reino Unido se consideraban entregas de bienes localizadas en el país de origen, siempre que las ventas anuales de la empresa en cuestión no superaran el importe anual de 70.000£. Esto implicaba que el vendedor comunitario no tenía obligación de registrarse en Reino Unido, y obtener un NIF-IVA Británico para realizar este tipo de operaciones.

Tras el Brexit, habrá que clasificar las ventas realizadas a consumidores británicos en función del importe de las mismas, ya que existe un tratamiento fiscal distinto a efectos de IVA dependiendo del importe del que se trate.

a) Envío por valor superior a 135£, cuyo destinatario es un consumidor.

Desde la óptica de España la venta se considera una exportación, y por lo tanto la factura emitida estará exenta de IVA español.

En Reino Unido, la operación se considerará una importación que liquidará aranceles e IVA en aduana.

b) Envío por valor inferior a 135£, cuyo destinatario es un consumidor.

Como en el caso anterior desde la óptica de España la venta se considera una exportación, y por lo tanto la factura emitida estará exenta de IVA español.

Sin embargo, al realizar la importación en Reino Unido, aunque se declarará el valor de lo importado, no se liquidará el IVA en aduanas, sino que el vendedor deberá registrarse en Reino Unido y obtener un NIF-IVA Británico, e incluir estas operaciones en su declaración periódica de IVA en dicho territorio.

En aquellos casos en que este tipo de ventas se realicen a través de un “Online Marketplace”, éste será el encargado de ingresar el IVA, por lo que no será necesario que el vendedor se registre en Reino Unido, aunque sí que deberá incluir ese IVA en la factura si es él quien la emite.

 

Ventas a empresarios o profesionales con un número de registro de IVA (B2B)

 

En relación con las ventas realizadas a empresarios residentes en Reino Unido (B2B), también tendremos que diferenciar las operaciones con importe superior o inferior a 135£. Sin embargo, en este caso la solución es mucho más práctica.

a) Envío por valor superior a 135£, cuyo destinatario es un empresario.

Desde la óptica de España la venta se considera una exportación, y por lo tanto la factura emitida estará exenta de IVA español.

En Reino Unido, la operación se considerará una importación que liquidará aranceles e IVA en aduana.

b) Envío por valor inferior a 135£, cuyo destinatario es un empresario.

Desde la óptica de España la venta se considera una exportación, y por lo tanto la factura emitida estará exenta de IVA español.

Aunque se declarará el valor de lo importado, no se liquidará el IVA en aduana.

En su lugar, a este tipo de operaciones les aplicará la regla de inversión del sujeto pasivo, debiendo el vendedor incluir en la factura la mención “Reverse Charge Operation”, y ocupándose el comprador de auto-repercutirse, declarar e ingresar el IVA de la operación.

 

Conclusión:

Con el fin del periodo de transición establecido en el BREXIT, lo que hasta ahora se consideraban entregas intracomunitarias y ventas a distancia, pasarán a considerarse exportaciones, aumentando así las obligaciones formales relacionadas con las entregas realizadas en el Reino Unido, especialmente para aquellos empresarios que efectúen ventas de bajo volumen a consumidores sin utilizar un “Online Marketplace”.

No dude en contactar con nosotros al mail fiscal@quattroasesoria.com, estaremos encantados de colaborar con Ud. Prestándole nuestros servicios.

 

quattroasesoria

Cambios en el permiso de paternidad en 2021, que también afectarán a los autónomos

A partir del 1 de enero dispondrán de 16 semanas de permiso, al igual que la madre

Recomendaciones a tener en cuenta antes de final de ano para la RENTA 2020 7 - Cambios en el permiso de paternidad en 2021, que también afectarán a los autónomos

El permiso de paternidad se equiparará al de maternidad en 2021. Unas modificaciones que también afectarán a los trabajadores autónomos. A continuación vamos a explicar cómo quedan los plazos para el colectivo, así como el sistema que determinará cuánto cobrará un trabajador por cuenta propia durante su periodo de baja.

El próximo año los padres tendrán derecho a cogerse 16 semanas, al igual que las madres. La equiparación ya se contempla en el Estatuto de los Trabajadores y empezará a aplicarse el 1 de enero de 2020.

A partir de enero cada progenitor dispondrá de 16 semanas de permiso. Las seis primeras serán obligatorias e ininterrumpidas, además, serán a jornada completa. Las diez semanas restantes se podrán coger según se desee, pero dentro de los doce meses siguientes al nacimiento.

En el caso de adopción, el permiso será también de 16 semanas. Al igual que cuando se tiene un bebé, las primeras seis semanas serán de disfrute obligatorio tras la adopción. Éstas tendrán que cogerse de forma ininterrumpida y a jornada completa. Las diez semanas restantes podrán usarse en periodos semanales, de forma acumulada o ininterrumpida, dentro del primer año de adopción.

En el caso de que tras el nacimiento del bebé haya que hospitalizarlo, se contemplará una ampliación del permiso de paternidad. Se incrementará en 13 semanas más el permiso si el menor está hospitalizado al menos durante siete días.

El 100% de la base reguladora

Al tratarse de permiso de paternidad, el trabajador autónomo tendrá derecho a cobrar el 100% de la base reguladora. La cotización durante este permiso está bonificada en su totalidad. Además, esta percepción se encuentra exenta del pago por IRPF, de manera que el trabajador cobrará el total de la base reguladora.

En 2019 el permiso de paternidad era de 8 semanas más dos adicionales que podía ceder la madre al padre. Esto se incrementó en 2020 cuando los padres podían disponer de 12 semanas y 2 que podía ceder la madre al padre. A partir de 2021 la equiparación del permiso será por igual para ambos.

Fuente: Cinco Días

La reforma fiscal resta atractivo a la ‘ley Beckham’ para traer talento al país

El alza de tipos marginales afecta a los trabajadores expatriados

Los regímenes de Portugal, Italia o Francia pueden ser más competitivos

La reforma fiscal resta atractivo a la ley Beckham para traer talento al pais - La reforma fiscal resta atractivo a la 'ley Beckham' para traer talento al país

Leer más