La UE permitirá aplicar un IVA reducido a los libros electrónicos y prensa online

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la unión Europea, Pierre Moscovici, ha celebrado la adopción de la normativa, que ha calificado como un “verdadero avance”.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han aprobado una normativa que permitirá a los países que deseen aplicar un IVA reducido, o incluso nulo, a los libros electrónicos y las publicaciones digitales.

Los socios del bloque comunitario han sido capaces de sacar adelante la nueva legislación tras haber fracasado en tres ocasiones en el pasado por el veto que mantenía República Checa sobre la medida, que necesitaba el visto bueno de todas las capitales.

En la actualidad, los países están obligados a gravar los libros electrónicos con el tipo estándar del IVA, que está fijado en al menos un 15%. De hecho, el Tribunal de Justicia de la UE (TUE) tumbó leyes en Francia y Luxemburgo que aplicaban a estas publicaciones el tipo reducido.

Sin embargo, las nuevas normas darán la opción de equiparar el impuesto al consumo que aplican a las publicaciones tanto en su versión física como en su versión digital. España grava con un 4% las publicaciones en papel y con un 21% las digitales.

“Esta propuesta es parte de nuestros esfuerzos para modernizar el IVA para la economía digital, y permite que sigamos el ritmo del proceso tecnológico”, ha destacado el ministro de Finanzas de Austria, Hartwig Löger, que este semestre ostenta la presidencia de turno del Ecofin.

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha celebrado la adopción de la normativa, que ha calificado como un “verdadero avance”, y ha defendido que “un libro es un libro independientemente del soporte”.

Los socios de una SL deben prestar los servicios profesionales que son objeto de la entidad

los socios de una Sociedad Limitada deben prestar atención a la tributación de este tipo de empresas. Y es que a cambio del trabajo realizado en su propia empresa, el socio recibe una remuneración, y aquí es donde se plantean unas dudas sobre su tributación.

La actividad desarrollada por el socio en la sociedad debe encontrarse encuadrada en la Sección Segunda de las Tarifas del IAE, según reflejan en e-autónomos.es. De hecho, la actividad desarrollada por el socio en la sociedad debe ser, precisamente, la realización de los servicios profesionales que constituyen el objeto de la entidad.

Más del 75% de los ingresos

Hacienda mira con lupa las relaciones económicas entre una sociedad y sus socios para evitar que haya traspasos artificiales de ingresos, por lo que en este punto, más del 75% de los ingresos del socio deben proceder del desarrollo de actividades profesionales.

Además, la retribución de cada socio debe determinarse en función de la contribución efectuada por cada uno en la sociedad. En este sentido, si el beneficio contable de la sociedad, antes de la deducción de las retribuciones entregadas a los socios, es de 100.000 euros, las retribuciones entregadas a los socios no pueden ser inferior a 75.000 euros

Por escrito

Aparte de eso, la retribución no debe ser inferior a 1,5 veces el salario medio de los asalariados de la sociedad que cumplan funciones análogas a las de los socios profesionales. Si no hay trabajadores en la sociedad, la retribución no debe ser inferior a 5 veces el IPREM.

La retribución de cada socio debe determinarse en función de la contribución efectuada por cada uno a la buena marcha de la sociedad, siendo necesario que conste por escrito los criterios cualitativos o cuantitativos aplicables.

Fuente: Cinco Días.