Los nuevos autónomos que vivan en poblaciones pequeñas tendrán dos años de tarifa plana

La medida pretende facilitar el relevo generacional y evitar la despoblación en las zonas rurales del país

Los nuevos autónomos que residan en municipios con menos de 5.000 habitantes podrán beneficiarse ya del pago de la tarifa plana de 50 euros durante 24 meses. Esta norma, que entró en vigor el 1 de agosto, beneficiará a los trabajadores por cuenta propia que se hayan dado de alta después de esta fecha, ya que no es una medida retroactiva, según recordó ayer ATA en un comunicado.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 recogían esta modificación de la tarifa plana por la que se amplía la bonificación a dos años para los beneficiarios que inicien una actividad en municipios de menos de 5.000 habitantes. Según el presidente de ATA, Lorenzo Amor, esta ayuda fomentará el relevo generacional y ayudará a paliar la despoblación de las zonas rurales.

En la actualidad, uno de cada cinco autónomos que se da de alta lo hace en el ámbito rural. «Hay muchos sectores que están sufriendo en los últimos años en el ámbito rural como es el comercio y con esta medida esperamos que remonte y se produzcan menos cierres y más relevos», resaltó Amor. En concreto, se podrán beneficiar de la tarifa plana los trabajadores por cuenta propia que causen alta inicial y que no hubieran estado registrados en los dos últimos años.

Los beneficiarios de esta medida contarán con los mismos incentivos tanto en el primer año como en el siguiente. Así, para beneficiarse de esta medida, los autónomos deberán estar empadronados en un municipio de menos de 5.000 habitantes y desarrollar allí su actividad.

Fuente: EuropaPress

Los socios de una SL deben prestar los servicios profesionales que son objeto de la entidad

los socios de una Sociedad Limitada deben prestar atención a la tributación de este tipo de empresas. Y es que a cambio del trabajo realizado en su propia empresa, el socio recibe una remuneración, y aquí es donde se plantean unas dudas sobre su tributación.

La actividad desarrollada por el socio en la sociedad debe encontrarse encuadrada en la Sección Segunda de las Tarifas del IAE, según reflejan en e-autónomos.es. De hecho, la actividad desarrollada por el socio en la sociedad debe ser, precisamente, la realización de los servicios profesionales que constituyen el objeto de la entidad.

Más del 75% de los ingresos

Hacienda mira con lupa las relaciones económicas entre una sociedad y sus socios para evitar que haya traspasos artificiales de ingresos, por lo que en este punto, más del 75% de los ingresos del socio deben proceder del desarrollo de actividades profesionales.

Además, la retribución de cada socio debe determinarse en función de la contribución efectuada por cada uno en la sociedad. En este sentido, si el beneficio contable de la sociedad, antes de la deducción de las retribuciones entregadas a los socios, es de 100.000 euros, las retribuciones entregadas a los socios no pueden ser inferior a 75.000 euros

Por escrito

Aparte de eso, la retribución no debe ser inferior a 1,5 veces el salario medio de los asalariados de la sociedad que cumplan funciones análogas a las de los socios profesionales. Si no hay trabajadores en la sociedad, la retribución no debe ser inferior a 5 veces el IPREM.

La retribución de cada socio debe determinarse en función de la contribución efectuada por cada uno a la buena marcha de la sociedad, siendo necesario que conste por escrito los criterios cualitativos o cuantitativos aplicables.

Fuente: Cinco Días.

¿En qué consiste la ayuda de acompañamiento para jóvenes de Garantía Juvenil con contrato de formación?

En días pasados, se han publicado en el BOE los Presupuestos Generales del Estado 2018, con novedades muy interesantes para los jóvenes inscritos en Garantía Juvenil, se trata de una ayuda de 430 euros para contratos de formación de Garantía Juvenil.

La Disposición adicional centésima vigésima establece todas las características y requisitos de esta ayuda que te detallamos a continuación:

¿En qué consiste la ayuda de acompañamiento para jóvenes de Garantía Juvenil con contrato de formación?

Se trata de una medida cuyo fin es la activación e inserción laboral de jóvenes desempleados, que sean beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil (Ley 18/2014).

La ayuda tendrá una cuantía igual al 80% sobre el IPREM. Dado que el IPREM mensual, según la Ley de PGE 2018, queda fijado en 537,84 euros, el 80% sobre dicha cantidad es 430,27 euros, la cuantía para la ayuda que inicialmente propuso el Gobierno.

Esta cantidad se percibirá por el joven durante un máximo de 18 meses. 36 meses en caso de ser una persona con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%.

Para poder cobrar la ayuda, el contrato para la formación y el aprendizaje, que genera este derecho, deberá estar activo.

El pago de la ayuda se realizará por el SEPE, por mensualidades de 30 días, dentro del mes siguiente al que corresponda el pago, mediante un abono en la cuenta del joven.

El joven podrá solicitar esta ayuda por hasta un máximo de 3 contratos de formación distintos, siempre que la suma no supere los 18 meses.

El importe de esta ayuda no cotizará a la seguridad social.

¿Qué requisitos debe tener el joven para pedir la ayuda de 430 euros?

La norma establece los siguientes requisitos para que el joven pueda recibir esta ayuda de 430 euros:

* Estar inscrito en Garantía Juvenil en el momento de suscribir el contrato de formación.

* No disponer de estudios de bachiller, FP o estudios equivalentes finalizados. Es decir, sólo podrán acceder los jóvenes que no tengan estudios o como máximo la ESO.

* Comprometerse a realizar la formación de su contrato y prestar sus servicios para la empresa que le contrata al menos durante 1 año.

Están excluidos de esta ayuda los jóvenes cuyo contrato de formación se enmarque en proyectos de Escuelas Taller, Casas de Oficios y Talleres de Empleo.

Qué requisitos que debe cumplir el contrato

La duración mínima de estos contratos deberá ser la requerida para finalizar el Certificado de profesionalidad, ya que es el objetivo de esta ayuda. Y como mínimo será en todo caso de 12 meses (requisito de la ayuda.)

Esta ayuda es compatible con las 3 bonificaciones que recibe la empresa durante toda su vigencia: Bonificación del 100% en los seguros sociales, bonificación del 100% del importe de la formación y bonificación adicional de entre 60 y 80 euros en concepto de tutorización.

Cómo solicitar la ayuda de 430 euros por tu contrato de formación

Los jóvenes deberán presentar la solicitud de esta ayuda de acompañamiento en la Oficina de Empleo que les corresponda según su domicilio, en el plazo máximo de 15 días tras el inicio del contrato de formación y aprendizaje. El impreso de la solicitud se podrá obtener en la web www.sepe.es. La ayuda entro en vigor el 4 de agosto, así que esperamos que durante este mes el SEPE defina con más detalle el proceso.

La solicitud se deberá acompañar de una declaración responsable de no disponer de titulación superior.

Existe la posibilidad de solicitar esta ayuda fuera de plazo. En cuyo caso, la ayuda comenzaría a partir del día siguiente a la solicitud, y la duración de la misma se reducirá en proporción al tiempo restante.

Por ejemplo, si llevas 6 meses contratado y la solicitas ahora, no cobrarás 18 meses de ayuda, si no 12.

Una vez presentada, el SEPE confirmará o denegará la solicitud. Para ello comprobarán que el trabajador esté dado de alta.

En caso de haber percibido indebidamente esta ayuda porque no se cumplieran los requisitos, el SEPE exigirá la devolución de las cantidades.

¿Qué pasa con los contratos anteriores a la entrada en vigor de la ayuda, pueden solicitarla?

Según nos indican desde el Servicio Público de Empleo Estatal esta ayuda sólo podrá ser aplicada en los nuevos contratos que se den de alta a partir del 4 de agosto, fecha en la que entra en vigor esta medida. Puesto que el texto establece expresamente que debe marcarse una opción para esta ayuda en la solicitud de autorización del contrato de formación antes del alta, existe dicho campo en el programa del SEPE.

¿Cómo darse de alta en el Fichero Nacional de Garantía Juvenil?

Cuando acudas a tu Oficina de Empleo para inscribirte como demandante, solicita tu inscripción en Garantía Juvenil.

Si cumples todos los requisitos, allí te facilitarán un usuario y contraseña, con los que deberás acudir a la web oficial del Gobierno para activar tu usuario.

Existen más opciones para solicitar tu inscripción, puedes ampliar información haciendo clic aquí.

¿Cómo puedo ser contratado mediante un contrato de formación y aprendizaje?

El contrato de formación y aprendizaje te aportará muchas ventajas, entre ellas, las siguientes:

* Te permite formarte, a la vez que trabajas, y recibir una formación oficial de Certificado de Profesionalidad, de forma gratuita.

* Es el contrato temporal que más estabilidad proporciona, ya que se formaliza por un año, y puede ser prorrogado por hasta 3 años.

* Tiene derecho a prestación por desempleo y los mismos derechos que otros contratos temporales.

* Durante 18 meses recibirías la ayuda de 430 € para el colectivo de Garantía Juvenil.

El coste de la tarifa plana a autónomos asciende a 3.200 millones en 5 años

El coste de bonificar mediante la tarifa plana de 50 euros a todos los autónomos que inician su actividad ha supuesto desde su creación, en septiembre de 2013 hasta ahora, un coste de 3.200 millones de euros. Fuentes del Ministerio de Trabajo declaran que están analizando las cifras exactas, pero que sus cálculos preliminares apuntan en esa dirección, y ello cuando apenas el 15,5% de quienes se beneficiaron de la medida mantienen hoy su actividad en el sistema.

Eduardo Abad, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, Upta, explica que la anterior ministra, la popular Fátima Báñez, cuantificó en unos 700 millones el gasto anual. Por su parte, Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos, ATA, declara que “le encaja esa cifra de 700 millones”. Teniendo en cuenta que 2014 fue el primer ejercicio completo en que estuvo en marcha la tarifa y que en 2018 el coste se ha incrementado en 202,4 millones al ampliar de seis meses a un año la cotización de 50 euros, el montante total ronda esos 3.200 millones.

Los Presupuestos 2018 cuantifica en 455 millones la partida desagregada de las bonificaciones a autónomos

La dificultad para determinar el coste total de la factura de la tarifa plana se deriva de que el plan incluye bonificaciones -que sufraga el Estado a través del Ministerio de Empleo- y reducciones de cotizaciones -a cuenta de los presupuestos de la Seguridad Social-.

En los últimos Presupuestos del Estado de 2018 se contabiliza, por primera vez, la partida desagregada de las bonificaciones a los autónomos, cuantificada en 455 millones de euros frente a los 385 millones que se destinaron el pasado año, según se explica en las Cuentas. Aumento derivado de las mayores bonificaciones a partir del pasado 1 de enero a las que tendrán derecho unas 140.500 personas, según calculó Báñez. A abril ya se habían beneficiado 124.000 autónomos.

El resto del coste, hasta completar los 700 millones aproximados en que cifró la anterior ministra el gasto anual, procede de las reducciones de cotizaciones que asume la Seguridad Social directamente. Pero el dato exacto de la reducción de la cotización de los autónomos no aparece de forma detallada en las cuentas de la Seguridad Social. De aquí la dificultad para determinar el monto exacto del coste.

La efectividad de la tarifa plana genera controversia entre las propias asociaciones de autónomos y se ha puesto en revisión por parte del Ministerio de Empleo. En la reunión que mantuvo Magdalena Valerio con los máximos dirigentes de ATA y Upta les explicó que puesto que se va a modificar todo el sistema de cotización de los autónomos, ligando su aportación a la Seguridad Social a sus ingresos, se incluirá también una revisión de la tarifa plana. Una revisión que vendrá precedida de un análisis de la efectividad de la medida, pero que según explican los asistentes a la reunión no implica su eliminación.

La aparición de la tarifa plana ha permitido la creación neta de cotizantes al RETA

Tanto en ATA como en Upta están de acuerdo en someter a modificaciones el actual modelo de bonificación de los autónomos, aunque con matices. Lorenzo Amor deja claro que los cambios hay que abordarlos con “cabeza” y reconociendo que la tarifa plana de 50 euros ha tenido un impacto muy positivo en la creación de empleo. En ATA insisten en que antes de la crisis económica el sistema del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) registraba unas 600.000 entradas, pero otras tantas salidas. Sin embargo, la aparición de la tarifa plana ha permitido la creación neta de cotizantes al RETA.

Una creación neta que según apunta la organización que preside Amor se explica en la continuidad de muchos de los autónomos que se han acogido a la tarifa plana y que una vez finalizado el derecho han seguido afiliados a la Seguridad Social, pagando al menos los 275 euros mensuales de la base mínima. En ATA señalan que la exministra Báñez cuantificó en un 57% el nivel de continuidad de los autónomos. Las fuentes del Ministerio de Trabajo aclaran que esa cifra se sitúa muy por debajo, en torno al 15,5%.

Abad comparte la tesis del nuevo Gobierno y considera que el nivel de continuidad ha sido casi nulo. “Si una mayoría de los 1,4 millones de beneficiados por la tarifa plana hubiese seguido cotizando, el número de afiliados al RETA se habría disparado”, declara. En los datos de la Seguridad Social, se contabiliza en julio 3.267.160 autónomos cotizando, 37.264 más que hace un año.

No obstante, en Upta no son partidarios de que desaparezca la tarifa plana. Pero no consideran que deba generalizarse a cualquier persona que se inicie como trabajador por cuenta propia. Abad es partidario de que la ayuda se concentre en los autónomos con una capacidad económica limitada. En ATA consideran que en la mayoría de los países se subvenciona el primer año de actividad sin diferenciaciones.

Large group of smiling workers people. Over white background

Casi 2.000 millones en apoyos a los contratos subvencionados

Los apoyos a la iniciación de la actividad de los autónomos son una parte de las políticas activas de fomento del empleo que el Gobierno canaliza a través de los Presupuestos Generales del Estado (las bonificaciones) y los Presupuestos de la Seguridad Social (las reducciones de la cotización). Solo en bonificaciones a cargo del Servicio Público de Empleo que transfiere los fondos a la Seguridad Social se emplearon este año 1.936 millones de euros -455 millones para la tarifa plana de los autónomos- que se destinan a bonificar la contratación de desempleados o conversión en indefinidos. Lo que supone un incremento de 110 millones de euros respecto al montante destinado en 2017.

Fuente: El economista.es

El consejo de ministros aprueba hoy el decreto para que 42.000 parados de larga duración puedan seguir cobrando una prestación

El Consejo de Ministros aprobará ,hoy viernes 3 de septiembre,  el decreto para que unos 42.000 parados de larga duración puedan seguir cobrando la prestación del extinto Programa de Activación para el Empleo (PAE), que habían dejado de percibir por, entre otros motivos, haber encontrado un puesto de trabajo y al volver al desempleo no pudieron recuperar el cobro.

Pese a que se había creado un nuevo subsidio en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 ante la finalización de este programa temporal y del Plan Prepara, estos 42.000 parados no podían recuperar el cobro de la ayuda del PAE ni tampoco acogerse al nuevo subsidio.

Con el real decreto sobre regulación del Programa de Activación para el Empleo que aprobará el Gobierno se trata de dar cobertura a estos más de 40.000 desempleados.

Según las estimaciones del Ministerio de Trabajo, esta medida tiene un coste de 52 millones de euros y no supone un problema financiero para el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Fuente: El economista