Consecuencias para el autónomo que pague tarde la cuota en 2019

Penalizaciones que Seguridad Social mantiene activas frente a autónomos que se retrasen al pagar su cotización mensual

Los autónomos deben abonar a final de mes sus cuotas a la Seguridad Social. La mayoría de los profesionales tienen domiciliado el pago en su propia cuenta bancaria, de manera que la institución extraen los últimos días de cada mes la cantidad correspondiente. Incluso bajo esta metodología pueden surgir problemas. Por ejemplo, si hay un cambio de cuenta, que no ha sido advertido a la Seguridad Social. O si, por cualquier circunstancia, no hay fondos para afrontar dicho pago.

Estos u otro problemas, derivados de otras fórmulas de pago permitidas, pueden generar retrasos en el pago a la Seguridad Social. Sea cual sea la causa, no afrontarlo en el momento marcado genera penalizaciones, que repasamos a continuación

Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo

La última Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo determina una serie de recargos para las cuotas que se abonen fuera de plazo, activándose un sistema de recargos al transcurrir el plazo para el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Si el abono se produce dentro del primer mes tras el vencimiento, se aplicará una reducción del 10% del recargo. Mientras que si se deja pasar dos meses el recargo ascendería al 20% de la deuda.

Los recargos pueden ser incluso superiores cuando sea la Seguridad Social quien reclame la deuda. Se mantendrán en el 20% de la deuda, si el autónomo paga las cuotas antes del plazo que marque en su acta de liquidación de deuda.

Sin embargo, el recargo puede ascender hasta el 35% si se pagara la cantidad adeudada más allá del plazo dictaminado en el acta, según queda recogido en el Artículo 1 de la mencionada  Ley de Reformas Urgentes, que modifica el artículo 30 de la Ley General de la Seguridad Social que regula esta cuestión.

Diferencias con los aplazamientos

Es importante destacar que este tipo de consecuencias no tendrán lugar si hay un aplazamiento acordado con la Seguridad Social para pagar las cuotas en fecha posterior. Existen mecanismos para que el autónomo, en ciertas situaciones, pueda aplazar el pago de cuotas, siempre y cuando lo comunique pertinentemente a la Seguridad Social, y reciba una respuesta positiva aprobando la solicitud de aplazamiento.

Fuente: Cincodías.

Hacienda obligará a los padres a devolver lo desgravado por cuotas a los colegios concertados porque no son donativos

La ministra de Hacienda asegura que ha sido siempre así la interpretación de la Agencia Tributaria, por lo que no hay un ‘cambio de criterio’ al respecto.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha indicado este martes que aquellas familias que se hayan desgravado en el IRPF las cuotas satisfechas a los colegios concertados donde estudian sus hijos deberán devolverlo mediante una declaración complementaria porque no se trata de donativos con derecho a deducción, y añadió que esta ha sido siempre la interpretación de la Agencia Tributaria, por lo que no hay un “cambio de criterio” al respecto.

Montero, en declaraciones a Antena 3 recogidas por Europa Press, indicó que algunas familias se han desgravado estas cuotas al considerarlas como una donación, cuando en realidad se trata de “un dinero que se entrega a cambio de una prestación” y, por tanto, “no puede seguir estos parámetros”.

La ministra apuntó que la “mayoría de las familias” han consignado estas cuotas “adecuadamente” y no ha habido “ningún problema”, y añadió que en el caso de los padres que han declarado las cantidades como donación, le corresponderá a la Agencia Tributaria decidir si ha habido una “clara interpretación de la norma” y si no es así, se le pedirá a la familia que haga una declaración complementaria para devolver lo desgravado.

Fuentes de la Agencia Tributaria precisaron a Europa Press que no existe una campaña de inspección sobre los donativos a colegios concertados, pero sí admitieron que se vienen realizando “controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio”, y aseguran que estas cuotas no son deducibles en el IRPF. Lo que sí se puede desgravar, añaden desde Hacienda, son los donativos que se hacen a fundaciones de los colegios concertados.

La regularización, explica la Agencia Tributaria, se produce cuando se detecta una contraprestación por ese pago, es decir, cuando el supuesto donativo financia una actividad ordinaria del colegio que repercute en el alumno. “En este caso no es un donativo y se elimina la deducción en el IRPF”, subraya.

1.000 millones de euros

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha señalado este martes en el Congreso que corresponde al Ministerio de Hacienda la revisión de las desgravaciones a los padres de la escuela concertada y apunta que, según “sus noticias”, el cómputo de esas deducciones supera los 1.000 millones de euros.

Celaá respondía así, durante su comparecencia en la Cámara baja, a las preguntas de la portavoz de Ciudadanos en materia de Educación, Marta Martín. La diputada cuestionaba a la ministra la decisión del Ejecutivo de revisar las deducciones a los padres de la concertada por considerar que se trata un “hachazo” a la clase media, ya que “podría suponer hasta 3.000 euros por familia”.

Fuente: Cincodías

120.000 contribuyentes han declarado alquileres tras ser avisados por Hacienda

La campaña de avisos sobre alquileres ha aflorado 120.000 arrendamientos sin declarar desde 2015. Así lo ha anunciado Jesús Gascón, director de la Agencia Tributaria (AEAT), en su comparecencia en el Congreso para explicar los Presupuestos.

Gascón ha detallado que en los casos mas flagrantes se han realizado actuaciones de control. La AEAT empezó a avisar a los contribuyentes de que conocía que tenían alquileres, entre ellos, turísticos, en 2016, en la Campaña de la Renta de 2015. Según informó entonces, se avisó a 21.500 contribuyentes.

En este sentido, ha indicado que este afloramiento de declarantes podría haber tenido un “gran impacto recaudatorio” si se hubiesen producido liquidaciones por la vía inspectora o de gestión tributaria en vez de “transparentarlo” como se ha preferido, para contribuir al cumplimiento voluntario por parte de los contribuyentes.

Según ha explicado, cuando el organismo obtiene información sobre casos de incumplimientos “flagrantes”, hay que iniciar actuación inspectora o tributaria de control, pero en “muchos casos” se puede establecer el sistema de avisos de alerta en la Campaña de la Renta para que los contribuyentes sean “consecuentes” y “declaren mejor”.

Gascón avanzó la semana pasada que en la Campaña de la Renta de 2018, que empieza en abril, va a avisar a los contribuyentes que conoce que tienen cuentas en el extranjero, en concreto, tiene registros de 1,5 millones de cuentas gracias al sistema CRS de intercambios entre más de 100 países de cuentas bancarias. En este caso, se han iniciado ya más de 100 acciones inspectoras.

Más de 15.000 millones contra el fraude

Gascón ha adelantado que se van a ingresar más de 15.000 millones por la lucha contra el fraude en 2018, lo que supone un aumento de, al menos, el 2% respecto a los 14.792 millones de 2017, tras dos ejercicios de caída. La barrera de los 15.000 millones sólo se alcanzó en 2015 por unas actas excepcionales a grandes empresas.

Gascón ha restado importancia a esta cifra, ya que, a su juicio, hay que darle prioridad al cumplimiento voluntario de los contribuyentes, teniendo como “verdadero objetivo” que las bases imponibles agregadas crezcan un 6%, si el PIB nominal se eleva un 3,6%.

De cara a las actuaciones de lucha contra el fraude para este año, ha precisado que el 80% de los esfuerzos se destinarán al control de grandes empresas multinacionales, el control de actividades económicas, análisis patrimoniales y societarios, patrimonios relevantes, ocultación de actividades, abusos o auxilio judicial, y el 20% restante de recursos a actuaciones inspectoras.

Asimismo ha señalado que se estudia poder incorporar la posibilidad del pago con tarjeta en la web de la AEAT para todos los contribuyentes, lo que beneficia a los ciudadanos que pueden apurar los plazos de declaración, ya que las domiciliaciones obligaban a hacer los abonos con antelación.

Fuente: Expansión

Los autónomos destinan el 40% de sus beneficios a pagar impuestos

Las pequeñas empresas de autónomos destinan un 40% de sus beneficios anuales a pagar impuestos. Así lo confirma el estudio de Sage ‘A Taxing Problem: the impact of tax on small businesses’. Esto hace que los dueños de un negocio tengan que adaptar sus precios para hacer frente a sus cargas impositivas, lo que afecta a sus clientes y proveedores.

Los impuestos restan casi la mitad del beneficio que obtiene un pequeño negocio. Así lo demuestra el estudio ‘A Taxing Problem: the impact of tax on small businesses’, que ha realizado Sage y en el que analiza el impacto directo e indirecto de la carga impositiva en 3.000 pequeñas y medianas empresas de 11 países distintos. El informe revela que la factura fiscal de las pequeñas empresas españolas ronda el 40% de su beneficio anual. .

“Por lo tanto, no es de extrañar que el reto fiscal sea uno de los más importantes. Lo es en la gran empresa, pero en los pequeños y medianos negocios tiene una importancia crítica. De ello no solamente dependen su supervivencia, sino también sus oportunidades de crecimiento”, señala Gonzalo García Abad, experto en fiscalidad, contabilidad, finanzas y derecho de Sage.

Las empresas sufren más los impuestos cuanto más pequeñas son

El estudio demuestra que a menor tamaño empresarial mayor carga impositiva. Un hecho que se acentúa más en España. De esta forma, las medianas empresas destinan un 30% de su beneficio a impuestos, mientras que en los pequeños negocios este porcentaje asciende hasta el 40%. “Además, los impuestos son un ladrón de tiempo en las empresas de menor tamaño” porque dedican el 2,5% de sus jornadas a organizar sus trámites impositivos.

“Pagar una elevada factura de impuestos puede contribuir a reducir el flujo de caja de las micro y pequeñas empresas, e incluso a que éste se vuelva negativo, lo que, a su vez, reduce su capacidad para pagar tanto al personal como a sus proveedores” dice García Abad. “Además, contar con elevadas tasas impositivas para las pequeñas empresas y startups podría contribuir a disuadir a empresarios potenciales a establecer nuevas empresas, ya que los rendimientos esperados pueden considerarse insuficientes frente a los riesgos”.

Teniendo en cuenta estos datos, a largo plazo podría verse reducida la tasa de emprendimiento, disminuyendo la cantidad de pequeños negocios en el tejido empresarial español y reduciendo, tanto el tamaño del mercado, como su productividad.

Los pequeños negocios tienen que adecuar su oferta y trabajo a los impuestos

Del análisis que Sage realiza de esta situación se pueden extraer dos conclusiones: en primer lugar, que los pequeños negocios, como sujetos pasivos de diversos impuestos, se ven obligados a organizar su trabajo de tal manera que puedan cumplir con un conjunto de obligaciones formales. “Y, por supuesto, tiene un impacto recaudatorio”. En segundo lugar, esa carga impositiva acaba por afectar a los precios.

“Así, por ejemplo, algunas pymes pueden realizar esa subida de precios sin temor a reducciones significativas en su demanda. Otras saben que circunstancias como la existencia de fuerte competencia internacional o una gran disponibilidad de sustitutivos les hace imposible aumentar los precios. En algunos casos también puede haber empresas que trasladen parte del impuesto a sus precios, pero a costa de significativas caídas de la demanda”, señala García Abad.

A este problema, hay que sumarle otro agravante. Del mismo modo que estos pequeños negocios sufren cargas impositivas que les llevan a aumentar sus precios, las pymes de su entorno se ven en la misma situación. Esto produce que, por ejemplo, las pequeñas empresas que abastecen a un negocio con problemas impositivos tendrán que aumentar el precio de los productos que ofrece. Lo que significa que el negocio no solo tendrá que aumentar los precios de su oferta por su carga impositiva, si no que ahora también tendrá que hacer frente a los sobrecostes derivados de la subida del proveedor.

Fuente: autónomos y emprendedores

Hacienda enviará avisos sobre cuentas en el exterior y alquileres turísticos en la Campaña de la Renta

El director general de la Agencia Tributaria (AEAT), Jesús Gascón, ha avanzado este miércoles que la Administración Tributaria enviará avisos a los contribuyentes para informarles de que dispone de datos sobre sus cuentas en el exterior o sobre los arrendamientos turísticos en la Campaña de la Renta 2018, que comenzará el próximo 2 de abril.

Así lo ha señalado durante la clausura de la jornada Fiscalidad empresarial 2019, organizada por PwC y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), en la que Gascón ha subrayado la importancia de hacer un “gran esfuerzo” en transparentar la información de la que dispone la Administración Tributaria.

Gascón ha adelantado que se van a incluir alertas en la Campaña de la Renta de este año para que los contribuyentes sepan que la AEAT ha recibido información de otros países sobre la existencia de cuentas en el exterior, con el fin de fomentar el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales.

No obstante, ha explicado que la AEAT se encuentra en fase de “depuración” de información, ya que el volumen en bruto es “espectacular” y supera los 1,5 millones de registros, por lo que se está en la fase inicial para determinar el número de contribuyentes exacto a los que se les enviará avisos en la Campaña de la Renta 2018.

La información que recibe la AEAT sobre cuentas financieras de españoles en el exterior procede de los intercambios automáticos de información que se vienen produciendo en los últimos años por parte de la comunidad internacional, tras la introducción de la normativa Common Reporting Standard (CRS) en 2016, ha recordado Gascón, quien ha apuntado que entran “centenares de miles de reportes” de otros países a la Administración Tributaria española, y viceversa, de las que en “muchos casos” son declaradas y en otros no.

Respecto a la posibilidad de que se apliquen sanciones, ha dicho que hay que ver los casos, ya que aquellos contribuyentes que presenten una declaración de forma voluntaria y espontánea con el modelo 720 “en principio no tendría por qué tener consecuencias sancionadoras”, caso distinto de aquellos contribuyentes a los que se les realiza una actuación de comprobación y se les practica una liquidación.

En todo caso, se ha referido a la complejidad en la comprobación de los datos recibidos sobre cuentas en el exterior, ya que en muchos países no se utiliza el NIF, lo que puede dar lugar a errores.

Arrendamientos turísticos

Igualmente, ha avanzado también que se incluirán alertas y avisos para que el contribuyente que vaya a presentar la declaración de la renta, y entre en el sistema Renta WEB, sepa que la AEAT dispone de determinados datos que tiene que tener en cuenta, como los arrendamientos turísticos, con el fin de que declare “mejor” los rendimientos de capital inmobiliario. Sobre este tema, ha valorado la “importante fuente de información” que supondrá la nueva declaración sobre arrendamientos turísticos que se presenta este mes de enero.

El director general de la Agencia Tributaria ha indicado que se están analizando más posibles avisos a incluir en la Campaña de la Renta y Patrimonio de 2018, que comenzará el próximo día 2 de abril para la presentación por Internet y por teléfono, y se prolongará hasta el próximo 1 de julio, según el calendario del contribuyente.

Fuente: Eleconomista