Hacienda extiende la devolución del IRPF por las bajas de maternidad y paternidad a quienes reclamaron antes de la sentencia del Supremo

  • Hasta ahora podían solicitarla aquellos con hijos nacidos o adoptados desde 2014
  • Puede beneficiar a unos 8.000 contribuyentes, según la Agencia Tributaria

El Ministerio de Hacienda ha decidido extender la devolución del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) cobrado de forma indebida, según sentenció el Tribunal Supremo el pasado octubre, sobre las prestaciones de maternidad y paternidad. Hasta ahora podían reclamarla aquellas personas que tuvieron o adoptaron un hijo a partir de 2014. Pero desde hoy podrán también solicitarla aquellos padres y madres que reclamaron el pago del tributo antes del fallo del Alto Tribunal. Según calcula la Agencia Tributaria, unos 8.000 contribuyentes más podrán beneficiarse de esta ampliación.

El departamento dirigido en funciones por María Jesús Montero ha informado este miércoles de que sus servicios jurídicos han determinado que también deben poder reclamar la devolución del IRPF aquellos progenitores que hubieran recibido «una resolución o sentencia firme contraria» a esta antes del pasado 3 de octubre, cuando el Supremo dictó su famosa sentencia.

Montero ha trasladado hoy esta decisión a las representantes de la Asociación de Afectadas y Afectados por el IRPF de Maternidad y Paternidad, ya que esta era la principal reclamación de la organización.

Interrumpieron la prescripción

Según los servicios jurídicos de Hacienda, esta extensión es posible porque en la normativa vigente «se entiende habilitado el derecho a recibir la devolución de las madres y padres que contaban con resoluciones y sentencias firmes en contra». 

Por tanto, la nueva ampliación beneficiará a las personas que interpusieron un recurso o reclamación antes de 2014 por el IRPF que, tal y como dictaminó más tarde el Supremo, no debían haber pagado; y si con ello interrumpieron la prescripción «el tiempo suficiente como para que aún no se hubiesen cumplido los cuatro años que marca la Ley General Tributaria», explica Hacienda en su comunicado de este miércoles.

Otro procedimiento de solicitud

No obstante, estos nuevos beneficiarios de la devolución del impuesto no lo deben reclamar por la misma vía por la que vienen haciéndolo desde diciembre los demás contribuyentes afectados.

Su forma de reclamar será mediante «una solicitud ordinaria» en la que el solicitante aporta su nombre, apellidos y NIF (número de identificación fiscal), junto con el año de percepción de la prestación y el número IBAN de una cuenta bancaria de la que sea titular. Esta solicitud, indica Hacienda, tendrá que presentarse o por registro electrónico o en cualquier registro de la Administración.

Eso sí, las madres y padres para quienes ahora se extiende el derecho a la devolución, y que ya hubiesen presentado la solicitud tras el fallo del Supremo, no necesitarán volver a presentarla ahora. Se tramitará esa misma solicitud.

De hecho, destaca el ministerio, el haber presentado una solicitud previa en algunos supuestos puede suponer «una ventaja»: si se detuvo la prescripción, ahora es posible cobrar la prestación de ejercicios anteriores a 2014.

Y en el caso de que esta segunda solicitud se hubiera rechazado de nuevo, el interesado «deberá remitir un escrito a la Agencia Tributaria mostrando su oposición a esa resolución». Tras ello, la Administración procederá directamente a la devolución.

Cronología

El pasado 3 de octubre, el Tribunal Supremo zanjó una larga batalla judicial al dictar que las prestaciones de maternidad no debían tributar el IRPF. En consecuencia, Hacienda comenzó a preparar un mecanismo para llevar a cabo la devolución de las cuantías indebidamente cobradas a los afectadas en los ejercicios no prescritos (2014-2018), que finalmente anunció a principios de diciembre.

Antes, a finales de noviembre, el ministerio decidió extender también el de reclamación y devolución a los hombres. Y casi un mes después, a finales de diciembre, consideró que el fallo del Alto Tribunal debía beneficiar a los empleados públicos que abonaron el IRPF de los permisos de maternidad y paternidad de las mutualidades de previsión social.

Así, la nueva extensión anunciada este miércoles, que afecta a aquellos que reclamaron y les fue denegado antes de que el Supremo se pronunciara al respecto, puede beneficiar a unas 8.000 personas más, según calcula la Agencia Tributaria.

960 millones devueltos

El Ministerio de Hacienda ofreció los primeros daros sobre devoluciones hace casi tres meses. Entonces se habían pagado un total de 733 millones de euros.

Hasta el 11 de junio, el número de padres y madres que ya han recibido las cuantías que les debía el Estado ascendió a más de 734.000, según los datos que se han actualizado hoy. Así, la suma de las cantidades reintegradas (devolución más intereses) superaba los 960 millones de euros.

En concreto, los contribuyentes con derecho a devolución han recibido 1.309 euros de media. Las madres han percibido de media 2.066 euros y los padres, 483 euros. Estas cifras son un 29% y un 26% superiores, respectivamente, a las previsiones que hizo en un primer momento el Gobierno: calculó que la devolución media para las mujeres sería de 1.600 euros y para los hombres, de 383 euros.

Fuente: El economista

Hacienda podrá denegar automáticamente solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de deudas

Deuda, Préstamo, Crédito, Dinero, Finanzas, Gastos

Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento formuladas por sociedades disueltas y en liquidación podrán ser denegadas automáticamente por Hacienda. Así lo ha reconocido el TEAC en una reciente resolución que unifica criterio

En la Resolución de 24/04/2019, Nº 00341/2018, el Tribunal Económico Administrativo Central unifica criterio respecto de las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento de deuda que sean solicitadas por sociedades disueltas y en proceso de liquidación.

Según el TEAC, estas solicitudes podrán ser denegadas de forma automática sin necesidad de realizar análisis o estudio específico de las dificultades económicas alegadas, al poderse calificar éstas en todo caso como estructurales, por ser este carácter consustancial a la situación de disolución y liquidación. Leer más

Hacienda insta por carta a las pymes con ingresos anómalos a regularizar su tributación

Remiten escritos a pequeños negocios cuando detectan que facturan más o menos en metálico que la media de sus competidores

La Agencia Tributaria ha puesto el foco en la tributación de las pequeña pymes con importantes ingresos en efectivo. El fisco ha comenzado este año a remitirles escritos en los que les advierte de que su facturación es anormalmente alta o baja con respecto a sus competidores a fin de que revisen que están declarando correctamente por sus transacciones.

La acción tiene origen en una campaña que arrancó en el ejercicio 2017, desde el cual Hacienda bajó la lupa de la inspección de ingresos de la gran empresa a la mediana. La estrategia se basa en tres pasos: el envío de escritos de advertencia a gran escala, en primer término, un número inferior de visitas de la inspección al negocio y un tercer bloque más reducido en el que se revisa al detalle la declaracióndel negocio.

La novedad de este ejercicio es que la Agencia Tributaria detalla al negocio cuál es su volumen declarado de facturación en metálico y con tarjeta de crédito y lo compara con la media de los competidores del mismo sector, como ha avanzado este viernes la Cadena SER y confirman fuentes oficiales a este diario.

Así, explican desde el fisco, la alerta puede saltar cuando un negocio declara, por ejemplo, que el 80% de sus ingresos son vía tarjeta de crédito cuando en el resto del ramo solo pesa un 50%, pues esta anomalía puede esconder un 30% de ingresos en metálico sin declarar.

También resulta incongruente un negocio que factura mayoritariamente en efectivo en un sector que suele cobrar con tarjeta, lo que puede ser un indicio de que se fuerza el pago en metálico para evitar la trazabilidad de pago electrónico.

El objetivo de estos escritos es que los negocios regularicen voluntariamente su declaración de ingresos a fin de luchar contra la economíasumergida y garantizar que las empresas tributan por toda su facturación.

Desde la administración explican que esta campaña está exclusivamente dedicada al control sobre personas jurídicas, esto es empresas, pero deja fuera a los autónomos, por ejemplo.

Fuente: Cinco Días.

El Gobierno impulsará las inspecciones fiscales con otros países a las multinacionales

Auditoría, Impuesto, Inspección, Auditor, Documento

Estima que evitará así «controversias futuras», mientras potenciará las medidas cautelares sí cree que el cobro de deudas va a ser obstaculizado o ante insolvencias sospechosas

El Gobierno fía a una mayor intensidad en la lucha contra el fraude un aumento de los ingresos públicos en al menos 830 millones de euros, según ha comunicado a Bruselas en la actualización de su Programa de Estabilidad 2019-2022. Y una de sus nuevas medidas es impulsar las inspecciones internacionales conjuntas a las grandes multinacionales, fundamentalmente a aquellas que operan en diferentes países pero sitúan su sede en territorios ‘offshore’, esto es, de muy baja tributación como ocurre con algunos de los gigantes de internet.

La inspiración de este «decidido refuerzo» de la cooperación internacional surge de los debates sobre fiscalidad en el G-20 y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde el Ejecutivo se alineará «por norma y salvo causa justificada con las propuestas más ambiciosas». En España lo ha impulsado la Alianza por la Responsabilidad Fiscal, compuesta por la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado, la ONG Oxfam Intermón, la escuela de negocios Esade y la consultora Sustentia.

En un acto que celebraron el 25 de abril el director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, anunciaba que ya se lo estaban «planteando seriamente». Y apenas una semana después el Gobierno lo ha esgrimido ante la Comisión Europea (CE) entre sus medidas más destacadas en el «reforzamiento del control de grupos multinacionales y grandes empresas». Hacienda ha colaborado antes con sus homólogas de otros países, aunque ahora se busca normalizarlo y potenciarlo. En su plan habla de «controles simultáneos con otras jurisdicciones», sin perder cada Estado sus propias competencias.

Con ello espera «evitar controversias futuras entre países» –la propia UE ha evidenciado la dificultad de coordinar decisiones, pese a que la armonización fiscal sigue siendo una de las pretensiones de sus principales socios– y, a la vez, potenciar los procedimientos «amistosos» (MAP por sus siglas en inglés) para resolver conflictos ya planteados entre distintas Administraciones nacionales. Gascón reconoció en aquel acto –donde se presentó una nueva herramienta para verificar el compromiso de las empresas con una fiscalidad «justa»– que Latinoamérica podría ser una región con la que se aumente más la colaboración.

Impacto recaudatorio

El responsable de la Agencia avanzó a principios de año que los por la lucha contra el se habían recuperado durante 2018 hasta superar los , acercándose así a los 15.500 millones de 2015, su cifra más alta desde antes de la crisis. En su paquete de el desglosaba el impacto recaudatorio de tres de sus nuevas medidas contra la evasión fiscal, que finalmente se han retrasado a 2020 tras el rechazo al proyecto presupuestario para este año.

A través de la «adopción de las mejores prácticas internacionales» se espera ingresar 500 millones –otros 218 con la limitación de pagos en efectivo a 1.000 euros y 110 millones reduciendo a 600.000 euros la deuda mínima para aparecer en la lista de morosos–, y entre aquellas había nuevas herramientas de análisis de riesgos «a partir de la correcta imputación de la titularidad de activos financieros». También se buscará información «indiciaria» sobre «signos externos de riqueza y actividad para detectar bienes y derechos ocultos o rentas no declaradas».

Y es que la necesidad de una «permanente adaptación a un entorno cambiante» hace que Hacienda priorice, asimismo, las actuaciones preventivas y en la fase recaudatoria. Entre las primeras, «se potenciarán los avisos» a los contribuyentes sobre todas sus fuentes de renta de las que sepa el fisco, a fin de «favorecer el cumplimiento voluntario» de sus obligaciones. También para «inducir un mejor comportamiento futuro», hará «un especial seguimiento de los motivos de regularización como esencial fuente de información para la planificación de nuevas actuaciones de control», llegando a «constatar» que los contribuyentes que incurrieron en irregularidades «cambian» realmente de actitud.

En las segundas, es decir, de cara al cobro «efectivo» de las deudas, se mejorará la evaluación del riesgo, tanto para identificar a terceros responsables de ellas como para adoptar medidas cautelares «cuando existan indicios racionales de que el deudor o terceros vayan a obstaculizar o impedir la acción de cobro». Y cuando exista apariencia de insolvencia de éstos, tratará de demostrar que es «punible» si el sujeto participa en la creación de sucesivas sociedades que luego vuelven a defraudar.

El sector público no escapa

La mano de Hacienda, según ha prometido el Ejecutivo, también será , . Además, coordinará los embargos con otras administraciones mediante «» que se pondrán en marcha este año. Eso sí, del conflicto con por la ni una palabra, pese a que la Comisión viene advirtiendo desde 2015 de que choca con la normativa europea y podría acabar en los tribunales.

Cómo se pueden beneficiar los más jóvenes en la declaración de la Renta

El sueldo medio de los menores de 25 años es de 11.000 euros, por lo que la mayoría no tiene obligación de presentarla, aunque en algunos casos puede ser mejor para ellos

Los jóvenes que hacen su declaración de la Renta este año por primera vez deben tener en cuenta cuestiones como si llegan al mínimo anual para tener la obligación de presentarla, si las prácticas o las becas tributan IRPF o qué hacer para anotar aquel trabajo temporal de verano en el extranjero. El estilo de vida de los ‘millennials’ es muy diferente al de sus padres y hay que tener en cuenta unas recomendaciones básicas para aprovecharse de la declaración:1

Decidir si se presentar la declaración

El sueldo medio de los menores de 25 años es de aproximadamente 11.000 euros brutos anuales, según datos del INE. La declaración se tiene que presentar obligatoriamente a partir de un sueldo de 22.000 euros brutos anuales, por lo que con estas cantidades la mayoría de los ‘millennials’ no estarían obligados a presentarla. Sin embargo, no está mal consultar el borrador porque si sale a devolver, puede suponer un ingreso extra.

Existen otros casos en los que, aunque no se haya alcanzado el sueldo mínimo, sí es obligatorio presentar la declaración: si se han tenido varios pagadores y suman más de 14.000 euros, si no se ha retenido nada, si se ha obtenido rendimiento de capital mobiliario por encima de los 1.600 euros, si se generan rendimientos de capital inmobiliario por encima de los 1.000 euros o si se ha tenido ganancias patrimoniales superiores a 1.000 euros o pérdidas de más de 500 euros.

¿Qué casillas tengo que utilizar en mi declaración de la renta?:

Vivir de alquiler

Hay desgravaciones de las que los jóvenes se pueden beneficiar por serlo. Por ejemplo, la ayuda estatal al alquiler de vivienda habitual desapareció para contratos anteriores a 2015, pero hay deducciones autonómicas para menores de 35 años, como en la Comunidad de Madrid. Cada región cuenta con unos beneficios por lo que hay que consultar cada caso.3

Deducciones por donaciones

Para los jóvenes más solidarios es importante que conozcan que las donaciones a entidades beneficiarias de actividades y programas prioritarios de mecenazgo permiten una reducción del 75% de la cantidad aportada hasta los 150 euros y del 30% para el resto de la base imponible. El resto de donaciones originan el derecho a deducciones de hasta el 10%.

También hay posibilidad de desgravar las aportaciones que se hayan hecho a partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones electorales, que dan derecho a la reducción del 20% de las cuotas con un límite de 600 euros al año.

Desgravarse la educación

Una novedad para esta campaña es que se ha incrementado el límite exento de las becas para cursar estudios, que pasa de los 3.000 a los 6.000 euros. En el caso de que el objeto de la beca sea compensar gastos de transporte y alojamiento para la realización de estudios reglados, no hay que pagar nada si la cantidad percibida no supera los 18.000 euros al año o los 22.000 euros si estos se realizan en el extranjero.

Si la beca que se solicita es para realizar un doctorado, la cifra exenta se eleva a 21.000 euros si se cursan en España y a 24.600 euros si es en el extranjero.

Las prácticas también tributan

A la hora de hacer la declaración hay que tener en cuenta que si se han realizado prácticas extracurriculares en una empresa con un convenio con la universidad, a pesar de que las retribuciones no suelen ser muy elevadas, en muchas ocasiones tributan. Así, el dinero obtenido por este fin tributaría dentro de las rentas del trabajo.

Exenciones por trabajar en el extranjero

Las personas con nacionalidad española deben tributar en España independientemente del país en el que se haya obtenido el ingreso si se permanece al menos 183 días al año en el territorio nacional. No obstante, existen una serie de exenciones de las que beneficiarse.

Existe una exención de hasta 60.100 euros anuales si se trabaja para una empresa no residente en España o para un establecimiento permanente con sede en el extranjero. Tampoco hay que tributar por los servicios prestados en aquellos países en los que exista un impuesto de la misma naturaleza que el IRPF español, siempre y cuando no se trate de un paraíso fiscal.

Fuente: Sur