Rajoy presenta el proyecto de Ley de Apoyo a los Emprendedores

El presidente ha afirmado que la futura Ley de Apoyo a los Emprendedores da una respuesta integral a autónomos y pymes, que son quienes “están llamados a desempeñar un papel fundamental en la recuperación del país” y ha instado a las entidades financieras a que estén “a la altura de las circunstancias” para facilitar el crédito.

Mariano Rajoy, en un acto celebrado ayer en La Moncloa en el que presentó el Proyecto de Ley de Apoyo a los Emprendedores, que ya se avanzó el mes pasado, aseguró que se trata de una norma “horizontal” que atiende a toda la actividad empresarial, ya que “da respuesta integral a las necesidades de autónomos y empresas”.

Ante un centenar de empresarios y representantes de asociaciones y organizaciones empresariales, el presidente recalcó la importancia de los emprendedores en la recuperación económica y la creación de empleo, objetivos prioritarios de la acción del Gobierno.

En este sentido, señaló que “cuando hacemos reformas estructurales el objetivo es crecer y crear empleo, también cuando damos la batalla en Europa. Esta ley ayuda, pero es sólo un eslabón más y hay que mantener una política económica con un triple objetivo: recuperar el crédito, corregir el déficit público y continuar con las reformas”.

Impulsar el emprendimiento es capital para cualquier sociedad porque el emprendedor construye un proyecto complejo, de la nada o de una inversión inicial modesta, que puede llegar a revolucionar sociedades enteras”, aseguró.

Recordó que España cuenta con más de tres millones de autónomos, un 13% de ellos tiene asalariados a su cargo. También ha subrayado que el 99% de empresas inscritas en la Seguridad Social tiene menos de 250 trabajadores. De ahí que su peso en el tejido empresarial obligue a apostar por emprendedores y autónomos, un apoyo que, ha explicado, se concreta desde el Gobierno en facilitar la financiación, mejorar el marco institucional para agilizar su labor, reformar la fiscalidad para aumentar su liquidez y potenciar su competitividad.

Facilitar el crédito

El presidente admitió que las dificultades relacionadas con la financiación “están asfixiando buenas oportunidades de inversión y de negocios”. Ha explicado que desde el Gobierno se ha realizado una inyección considerable de fondos públicos de 22.000 millones en líneas de mediación del ICO y que se han desembolsado más de 28.000 en las dos fases del pago a proveedores.

Señaló que el nivel de endeudamiento de muchas empresas e instituciones resulta muy elevado, “pero otra mucha gente ha hecho bien las cosas, tiene oportunidades, cumple sus deberes, tiene posibilidades y esa gente tiene derecho a que se le dé crédito. Yo espero que quien tiene que dar crédito esté a la altura de las circunstancias. Y espero que las líneas de crédito que hemos puesto a disposición de los ciudadanos por parte del ICO se agoten y, si es necesario, haya más en este año 2013”.

Agilización de trámites

El presidente hizo hincapié en que la nueva norma facilitará la agilización y simplificación administrativa en el momento de crear una empresa: “Hasta ahora el emprendedor debía acudir a múltiples ventanillas en el ámbito estatal, autonómico y local. Con la nueva ley, se crearán los puntos de atención al emprendedor a través de los cuales tendrá acceso a toda la documentación y solicitudes, así como a la información sobre apoyo financiero y ayudas”.

“No sólo se facilitan los trámites, sino que también se agilizan”, los emprendedores podrán constituir una sociedad en el plazo de 18 días, dijo Rajoy. A ello se añade la creación de la figura del emprendedor de responsabilidad limitada y las medidas para facilitar la segunda oportunidad.

Para mejorar la fiscalidad, a partir del 1 de enero de 2014, las empresas y autónomos con facturación inferior a dos millones de euros anuales no pagarán el IVA hasta que no se haya cobrado las facturas, ello supone 2,3 millones de potenciales beneficiarios.

Corrección de desequilibrios

Mariano Rajoy se refirió a las reformas a las que el Gobierno va a dar luz verde en los próximos meses, como las referidas a la energía, sostenibilidad de las pensiones, unidad de mercado, administración local, desindexación de la economía y administraciones públicas.

Este paquete de reformas, dijo, se une a las puestas en marcha hasta ahora, entre las que ha destacado la laboral y la reestructuración bancaria y, aunque ha admitido que sus efectos “es probable, seguro, que no llegan al conjunto de los ciudadanos”, la corrección de los desequilibrios existentes “es sin duda el prólogo del crecimiento económico, del empleo y la recuperación”.

Para concluir, el presidente aseguró que “el objetivo es claro, el rumbo también y la determinación y la perseverancia de este Gobierno siempre estará presente en nuestras actuaciones”.

FUENTE: Lexnova