La UE incluye al comercio electrónico entre las 12 medidas clave para el nuevo crecimiento

En el marco de la celebración este 2012 del vigésimo aniversario del mercado único, la Unión Europea (UE) prepara el Acta del Mercado Único II, un manifiesto que recoge los 12 pilares sobre los que debe apoyarse el viejo continente para el nuevo crecimiento. Entre ellas, aunque no la primordial para Bruselas, el comercio electrónico debe jugar un papel fundamental, especialmente en lo referido a los métodos de pago: “fomentar el comercio electrónico en la UE, haciendo que los servicios de pago sean más fáciles de utilizar, fiables y competitivos”, recoge el documento.

La realización del mercado único es una tarea permanente y constituye un elemento central del programa europeo de crecimiento para hacer frente a la crisis económica actual. Por esta razón, la Comisión Europea adoptaba ayer el Acta del Mercado Único II, en el que se presentan doce medidas clave para su rápida adopción por las instituciones de la UE. Estas medidas se centran en cuatro grandes factores de crecimiento, empleo y confianza: a) redes integradas, b) movilidad transfronteriza de los ciudadanos y de las empresas, c) economía digital y d) medidas de refuerzo de la cohesión y los beneficios para los consumidores.

 

Según Michel Barnier, Comisario de Mercado Interior y Servicios, “el mercado único puede hacer más por los ciudadanos y las empresas de Europa. El Acta del Mercado Único II es un llamamiento que se nos hace a los responsables políticos para ponernos manos a la obra, centrarnos en lo que hacemos y obtener resultados. Estoy convencido de que las doce medidas clave que presentamos hoy recabarán el compromiso político que merecen. Esta es nuestra oportunidad de aprovechar nuestro activo más valioso, el mercado único, para que nuestra economía social de mercado vuelva a ser competitiva y prosperar”.

El Acta del Mercado Único II sigue los pasos de una primera serie de medidas presentadas por la Comisión (el Acta del Mercado Único I (IP/11/469) y abre un nuevo capítulo en el proceso encaminado a una mayor y mejor integración del mercado único.