Gobierno y empresarios coinciden: la economía ha iniciado la recuperación

La asamblea de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Universidad de Verano Menéndez Pelayo en Santander los dos escenarios en los que se han lanzado hoy una batería de mensajes optimistas sobre la economía. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro de Economía, Luis de Guindos, el presidente de la patronal, Juan Rosell, el presidente de La Caixa, Isidre Fainé. Todos ellos han dedicado sus palabras a valorar que “lo peor ha pasado” y que estamos iniciando la recuperación, además de valorar las medidas aplicadas por el Ejecutivo.

El último en hablar ha sido el presidente del Gobierno. Mariano Rajoy clausuraba la reunión de los empresarios. En su alocución. ha afirmado que “lo peor ha pasado” y que España está en el “prólogo o la primera página” de la recuperación económica, si bien ha indicado que la recuperación se aceleraría “de forma muy notable” si en Europa se tomaran decisiones “acertadas” y si el crédito empezara a fluir “a la mayor celeridad posible”.

“Creo que lo peor ha pasado, por eso vamos a mantener la misma línea de política económica y lo creo así porque aunque los resultados lleven su tiempo, algo que dijimos, estas políticas están dando sus frutos y hay indicadores positivos que son el prólogo o la primera página de la recuperación económica”, subrayó el jefe del Ejecutivo.

Ante un auditorio repleto de empresarios, a los que calificó de “imprescindibles” para salir de la crisis y les pidió “apoyo” y no “cejar en su empeño” de mejorar las cosas, Rajoy aseguró que España “está mejor que hace un año”, aunque reconoció que el paro, la ausencia de crecimiento y la falta de crédito “siguen ahí” y, por tanto, apeló a la necesidad de seguir trabajando “con intensidad” porque hasta que España no crezca, no se podrá decir “que las cosas van bien”. “Estamos en el buen camino, pero hay que perseverar”, reiteró.

Su ministro de Economía se encontraba en esos momentos a unos 340 kilómetros. En Santander, en las jornadas de verano, Luis de Guindos aseguraba que, sin datos definitivos, la economía española podría haber experimentado “un punto de inflexión” en el segundo trimestre, en el que habría sufrido una caída intertrimestral “más próxima al 0% que al 0,5%” del primer trimestre.

“El segundo trimestre ha sido mucho menos malo que el pasado, con un crecimiento negativo más próximo a cero”, ha añadido, para apostillar, no obstante, que “no se pueden lanzar campanas al vuelo”. Según ha dicho, “la principal fuente de recuperación económica es el sector exterior”, tanto que ha vaticinado que la balanza por cuenta corriente será positiva, seguramente por encima del 2% proyectado para final de año. En este punto, ha señalado que las exportaciones de mercancías estaban creciendo un 17% en abril en términos reales y que su crecimiento medio en los primeros cuatro meses del año ha sido del 8%.

Empresarios
El presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, José Luis Feito, ha incidido en el mensaje optimista, aunque no se ha privado de lanzar una carga de profundidad contra el Ejecutivo. “Ni siquiera el Gobierno puede impedir” la recuperación de la economía española en lo que resta de año.

Según ha explicado, los datos de paro, y de la actividad económica en los meses venideros van a ser mucho mejores de lo que hoy se espera por el consenso de los expertos.

El presidente de la organización, Juan Rosell, ha afirmado por su parte en presencia del jefe del Ejecutivo que el Gobierno “está siendo valiente” con sus reformas y “ha de seguir siéndolo” y le emplazó a no subir impuestos.

También la banca mostró su lado optimista. El presidente de La Caixa, la tercera entidad del país, ha asegurado hoy que ha llegado “la hora de cambiar el discurso y aceptar el optimismo desde el realismo” sobre la actual situación de la economía española, de la que ha destacado la ganancia de competitividad que ha registrado en los últimos años.

FUENTE: Cinco Días