El paro sube en 38.769 personas en marzo y la Seguridad Social gana 5.419 cotizantes

Había mucha expectación por conocer los datos del paro registrado tras el primer mes completo de aplicación de la reforma laboral que entró en vigor el 12 de febrero. Pues bien, las cifras que acaba de facilitar el Ministerio de Empleo indican que marzo dejó 38.769 parados más, con lo que la cifra total de desempleados asciende a 4.750.867. Pero la Seguridad Social ha conseguido datos algo más positivos al ganar 5.419 cotizantes, lo que supone la primera creación de empleo neta en el sistema desde julio de 2011. Con ello, el sistema vuelve a superar la cota de los 16,9 millones de afiliados que había perdido en febrero.

El paro subió en todos los sectores: agricultura (4.882 parados más); industria (4.988); construcción (2.444); servicios (15.062); y sin empleo anterior (11.393 personas). ¿De dónde salen entonces los nuevos cotizantes?. Pues fundamentalmente del sector de las empleadas del hogar, que ganó 38.635 afiliados y de la hostelería, que incrementó sus ocupados en 25.750 personas en marzo. De esta forma, el régimen general -al que están afiliados casi ocho de cada diez trabajadores- ganó el pasado mes 28.473. Aunque si a esta cifra se le descuenta el efecto de trasvase de las 38.635 empleadas del hogar citadas, que antes se contabilizaban en el régimen especial y ahora han pasado al general, este último habría ganado solo 3.922 cotizantes.

Otros sectores que contribuyeron a la creación de empleo en marzo fueron la sanidad (con 4.206 afiliados más), la educación (3.166 más) y en general, el régimen de los trabajadores autónomos que, por segundo mes consecutivo registró tasas positivas; esta vez con 4.867 nuevos cotizantes en el mes. Todo esto sirvió para contrarrestar la significativa destrucción de ocupación en la industria, donde se registraron 10.899 cotizantes menos; y en la construcción, que continuó con su caída libre al contabilizar 6.208 cotizantes menos. Este último sector acumula una caída interanual del 21%.

No obstante, esta leve mejora en el sistema de Seguridad Social no ha sido de suficiente entidad como para frenar el ritmo de destrucción de empleo en términos interanuales que ha pasado del 2,59% de febrero al 2,82% en marzo, con casi medio millón de cotizantes menos que hace doce meses (-490.224). Es más, el ratio afiliados/pensionista, que refleja la sostenibilidad financiera del sistema volvió a caer del 2,47 de febrero al 2,45 en el mes pasado.

Asimismo, otro dato que pone en cuarentena la bonanza del comportamiento de la afiliación en marzo fue que en este mismo mes de 2011 y 2010 -en los que tampoco hubo Semana Santa- la ganancia de empleo fue mucho mejor el pasado mes, ya que hace un año se incrementó en 45.660 cotizantes y hace dos, en 22.457.

En cualquier caso señales de la contratación registrada en marzo también son de signo positivo. En general el número de contratos se incrementó un 7%. Además, los contratos indefinidos aumentaron un 32% hasta los 98.485, con lo que el peso de los fijos sobre el total también subió, representando el 9,6% de todas las contrataciones realizadas.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha destacado que “los datos de afiliación de marzo son un latido positivo en un contexto complicado, que hay que apreciar en lo que vale. El dato de autónomos es esperanzador”. En este sentido, “la reforma laboral tiene que servir para que las empresas, y sobre todo los pequeños negocios, generen oportunidades de empleo”.