El Gobierno plantea deducciones de hasta el 60% en el IRPF por rehabilitaciones ‘verdes’ de viviendas

El Gobierno ha reservado 450 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para recuperar las deducciones fiscales estatales por rehabilitación de vivienda, desaparecidas en 2013, y animar a los propietarios particulares a actualizar los inmuebles mejorando su eficiencia energética.

El Gobierno plantea deducciones de hasta el 60 en el IRPF por rehabilitaciones verdes de viviendas - El Gobierno plantea deducciones de hasta el 60% en el IRPF por rehabilitaciones 'verdes' de viviendas

Según confirman a este medio fuentes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, el departamento que dirige José Luis Ábalos «está trabajando con Hacienda en la elaboración de la normativa» por lo que aún es pronto para conocer cuándo empezarán a aplicarse estas deducciones.

La intención del Ministerio es mejorar el marco fiscal de la actividad de rehabilitación para los particulares, que albergan la mayor parte de las mejoras que se realicen, de ahí que la deducción se hará sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

  • El Gobierno ha reservado 450 millones de euros del Plan de Recuperación
  • Transportes y Hacienda trabajan en la elaboración de la nueva normativa
  • Las deducciones serán del 20%, 40% o 60% dependiendo de la eficiencia

Deducciones del 20%, 40% o 60%

Así, los propietarios que se acojan al plan podrán deducirse un 20% de las cantidades invertidas en la obras rehabilitación en caso de obras que mejoren la eficiencia energética y reduzcan, al menos, un 7% de demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda (asimilable a una sustitución de ventanas por una de altas prestaciones)

La deducción llegará al 40% si la mejora o rehabilitación ha contribuido a reducir un 30% del consumo de energía primaria no renovable, acreditable en ambos casos a través del certificado de eficiencia energética, y podrá llegar a ser del 60%, el máximo deducible, en el caso de las obras que contribuyan a la mejora de la eficiencia energética de edificios de uso predominantemente residencial, que reduzcan el consumo de energía primaria no renovable (referida a la certificación energética) en un 30% como mínimo, o bien, la mejora de la calificación energética del edifico para obtener una clase energética ‘A’ o ‘B’.

De dónde salen los 450 millones

El Plan de Recuperación y Resiliencia que enviará el Gobierno a Bruselas este mes contempla una partida de 6.820 millones de euros en tres años para la rehabilitación de vivienda y regeneración urbana (componente 2), la segunda partida más cuantiosa después de los 13.200 millones que se destinarán a abordar una estrategia de movilidad sostenible.

Pues bien, los 450 millones de euros para las deducciones, explican desde el Ministerio, son una reserva realizada sobre la bolsa de 6.820 millones y que puede ser utilizada en en su totalidad o en parte en función de la evolución de la aplicación de la deducción.

 

Fuente: El Economista.