Los nuevos autónomos que vivan en poblaciones pequeñas tendrán dos años de tarifa plana

La medida pretende facilitar el relevo generacional y evitar la despoblación en las zonas rurales del país

Los nuevos autónomos que residan en municipios con menos de 5.000 habitantes podrán beneficiarse ya del pago de la tarifa plana de 50 euros durante 24 meses. Esta norma, que entró en vigor el 1 de agosto, beneficiará a los trabajadores por cuenta propia que se hayan dado de alta después de esta fecha, ya que no es una medida retroactiva, según recordó ayer ATA en un comunicado.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 recogían esta modificación de la tarifa plana por la que se amplía la bonificación a dos años para los beneficiarios que inicien una actividad en municipios de menos de 5.000 habitantes. Según el presidente de ATA, Lorenzo Amor, esta ayuda fomentará el relevo generacional y ayudará a paliar la despoblación de las zonas rurales.

En la actualidad, uno de cada cinco autónomos que se da de alta lo hace en el ámbito rural. «Hay muchos sectores que están sufriendo en los últimos años en el ámbito rural como es el comercio y con esta medida esperamos que remonte y se produzcan menos cierres y más relevos», resaltó Amor. En concreto, se podrán beneficiar de la tarifa plana los trabajadores por cuenta propia que causen alta inicial y que no hubieran estado registrados en los dos últimos años.

Los beneficiarios de esta medida contarán con los mismos incentivos tanto en el primer año como en el siguiente. Así, para beneficiarse de esta medida, los autónomos deberán estar empadronados en un municipio de menos de 5.000 habitantes y desarrollar allí su actividad.

Fuente: EuropaPress