Asesores fiscales aconsejan guardar los justificantes de gastos para probar que son deducibles

Conservar facturas completas de IVA, la documentación soporte de los gastos contabilizados y cualquier justificante que acredite que están relacionados con la actividad de la empresa para evitar problemas con el fisco. Esos son algunos de los consejos ofrecidos en la jornada de la Asociación de Asesores Fiscales de la Comunitat sobre el cierre contable y fiscal de 2018.

Según los expertos, la mayor parte de las reclamaciones de fondos que realizan los inspectores de la Agencia Tributaria giran en torno a la correcta acreditación de que el gasto contabilizado y deducido está correlacionado con los ingresos de la empresa, y «no siempre es fácil de probar». En este sentido, recuerdan que es el contribuyente quien debe probar que un gasto es deducible.

Respecto a las dietas y kilometraje de trabajadores, en la jornada se insistió en que la empresa debe conservar toda la documentación que justifique que el gasto «corresponde a un desplazamiento o visita cierta y necesaria para la actividad mercantil».