El cambio previsto en módulos que los autónomos rechazan

Desde el 1 de enero el límite de facturación en el sistema por módulos será de 150.000 euros al año

A partir del 1 de enero de 2019 los autónomos que tributan por el sistema de módulos tendrán un límite de facturación anual de 150.000 euros, es decir, 100.000 euros menos que el actual.

Cómo funciona actualmente el sistema de módulos de los autónomos

Los profesionales autónomos que liquidan su IVA bajo el Régimen Simplificado están también ligados a la denominada estimación objetiva o sistema de módulos en el IRPF. De esta manera, los trabajadores por cuenta propia abonan una cuantía de IVA fija, que se define en función de unas variables. Cada trimestre, y en función de la cuota anual, se calcula lo que el autónomo debe pagar de cuota de IVA devengado y soportado.

Este sistema está pensado para autónomos cuyos negocios son actividades que requerirían una inmensa cantidad de facturas, dado el alto número de transacciones, lo que dificultaría su contabilidad. Las actividades incluidas en el sistema, y aprobadas por la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, son:

  • Agricultura y ganadería.
  • Pesca: en concreto la producción de mejillón en batea.
  • Comercio minorista: todo el sector, incluyendo quioscos de prensa y talleres de reparación.
  • Sector de la hostelería: restaurantes, bares, cafeterías, heladerías, hostales y pensiones.
  • Transporte: tanto de viajeros, como de mercancías y mudanzas y taxis.
  • Servicios como las peluquerías y centros de belleza y estética, autoescuelas, tintorerías y fotocopias.
  • Industria panificadora: fabricación de pan, bollería y masas fritas.
  • Construcción: profesionales de la albañilería, carpintería, cerrajería, fontanería o pintura.

En estos negocios, se analizan una serie de variables (local, situación, etc.) para estimar la cantidad fija a pagar. Hacienda establece unos mínimos dependiendo de la actividad económica, y a final de año se compara con los cálculos realizados, para poder determinar si el autónomo ha pagado de más o de menos.

Novedades y consecuencias del sistema a partir de 2019

El cambio que ha aprobado Hacienda dificulta las opciones de formar parte de este sistema. Muchos de los autónomos que hoy día cotizan por módulos pasarán a la cotización común. A partir del 1 de enero de 2019, los requisitos establecidos por Hacienda para poder acceder al sistema de estimación objetiva son:

  • El límite de 150.000 euros de facturación máxima anual que hemos adelantado. El año anterior, el autónomo deberá haber tenido un volumen de negocio total inferior a 150.000 euros. Están excluidas las actividades agrícolas, ganaderas y forestales.
  • Deberán ser personas físicas o también entidades con el régimen de atribución de rentas en el IRPF, siempre y cuando sus socios, herederos, partícipes, etc. sean personas físicas.
  • Que las actividades económicas estén dentro de la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y que no excedan de los límites establecidos para su actividad concreta.

Esto supondrá que muchos autónomos tengan que cotizar por el sistema común, que tendrá como principales consecuencias: un mayor pago de impuestos y la obligación de tener que realizar más trámites en su contabilidad y facturación.

Asociaciones de autónomos en contra

Las principales asociaciones del sector solicitan un retraso de esta reforma. La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) ha sido una de las organizaciones del colectivo que ha solicitado a la Agencia Tributaria un aplazamiento de dos añospara que la medida sea efectiva. “No es el momento de continuar rebajando los límites establecidos, la situación económica por la que atraviesan los sectores afectados no es la favorable”, subraya Eduardo Abad, presidente de UPTA.

El comunicado emitido por la organización deja claro que sectores como la pesca, la hostelería, el comercio minorista o el transporte, son los grandes afectados por estos posibles cambios. Además, en el comercio y la pequeña hostelería “se han impuesto modelos “Low-cost”, que han arrastrado a una deriva económica absolutamente perversa a los dos principales sectores de actividad del colectivo autónomo”.

Esta medida afectaría a unos 700.000 autónomos que tributan bajo este régimen en nuestro país. Según informan desde UATAE, estos trabajadores han tenido que enfrentarse en los últimos años a la caída del consumo, por lo que esta medida tributaria complicaría aún más si situación.

Por su parte, la (ATA) asegura que el número de autónomos que cotizan por módulos se ha reducido un 40% en los últimos años, por lo que esta medida haría reducir, aún más, este número. Además, aseguran que este descenso se debe a las últimas reformas adoptadas en las que se han reducido los límites de tributación.

A día de hoy, la normativa está aprobada y su entrada en vigor prevista para el 1 de enero. Habrá que esperar a ver si en los próximos meses se podrá comprobar si se aplaza, como piden las asociaciones de autónomos, o se mantiene.

 

Fuente: Cinco Días.